¡Pista!

Editado el 17/08/2008 por Russell Price

   ¡Sí, señor! ¡Qué bonita es la pista del velódromo para hacer fotos! ¡Y cuántos éxitos nos da una disciplina tan minoritaria como ésta! Llaneras se retira en lo más alto. Dos oros y una plata olímpicas. Yo no tengo talento para hablar de ello, mejor leer esta preciosa, emotiva crónica.

   Y pista pedían también los extraterrestres de la NBA para desplegar su juego, en su doble sentido : para jugar con y contra los españoles. Por más que cinco de nuestros jugadores estén acostumbrados a verse las caras contra (y al lado de, en algún caso) semejantes portentos físico-técnicos, esta vez fue como el gato jugando con el ratón. De camino para el velódromo (de donde volvimos a ir en taxi al baloncesto) pudimos ver esta encantadora pareja haciéndose arrumacos. ¿Quién ha dicho que se llevaban mal? Las malas lenguas, porque, ¡mirad, mirad!

¿Saldrá al mercado dentro de unos meses una pequeña compacta Nikanon? Ah!

Pero volviendo a la pista de Wukesong, aquí vemos a los contendientes :

Los unos :

Los otros :

   Pero no hay por qué alarmarse. Todo el mundo se pregunta dónde está el equipo campeón del mundo y subcampeón de Europa, pero no os preocupéis. Que no entren los tiros, que no se rebotée, que se pierdan balones sin parar, que no se defienda, que juegue un chavalín de diecisiete años cuando hay dos bases NBA…es todo para confiarles, porque no se les puede haber olvidado jugar al baloncesto. ¿No, verdad? ¡No! En la final les devolveremos la paliza como se merecen, aunque reconozco que tuve una sensación irreal cuando el niño le robó un balón a Labestia…digo, a Lebron James y este se cogió un buen mosqueo con el árbitro. “¡Eh, cómo consiente que esta piltrafilla me quite el balón, a mí, que soy de yuesei!”, debió decirle… ¡Qué imagen!

Al final el niño se llevó su premio en forma de triple, que ya tenía ganas. Y nosotros el nuestro, ver en acción a esta maravilla de jugadores así, de cerca.

   Total, que con el partido a las 22:15h, terminé yéndome a la cama a las tres y pico de la mañana, y hoy, partidazo en la cumbre : España-Mali de las chicas, a las 9h.!!!!!  La madre que…!

Así que, aprovechando los precios, más taxi, directo del hotel a la cancha. Y aprovechando el trayecto para arreglar unas cuantas fotos sentado tras la burbuja del taxista, que no sobra un minuto.

   Luego me toca la final de suelo de Gervasio Deferr y cuando acabe, creo que me iré al estadio, que no lo he visto por dentro desde la inauguración, y ya tengo ganas. Mañana, fotos.

  Y mi agradecimiento, por ayer tarde, a mis colegas foteros José Antonio García, de MARCA, Jesús Rubio, de AS, y Rafa Gómez, de Runner’s World/MOTORPRESS, que me hacen el trabajo muchísimo más fácil. Un auténtico lujo compartir estas largas jornadas de curro con ellos, por no hablar de las impagables e irreproducibles tertulias, historias y carcajadas en tantos trayectos en bus y comidas/cenas compartidas en estos días. ¡Eso no tiene precio!

JMC

Comments are closed.