Cabor in a train. Etiopía

Editado el 15/10/2004 por admin

Iñaki Caperochipi & María Jesús Murgiondo nos presenta su diario del viaje que hicieron este agosto (agosto2004) a Etiopía.


ETHIOPIA Agosto 2004

A principios del mes de agosto y acompañado de mis habituales compañeros de viaje salimos del aeropuerto de Bilbao con destino a Addis Abeba (via Frankfurt). A la llegada nos esperaba Teddy, con el cual habiamos concertado parte del viaje a traves de Internet.

Con Teddy contratamos solamente el Toyota Land Cruiser, el chofer y los utensilios de camping. Los hoteles cuando los vamos a reservar sobre la marcha.

A la mañana siguiente tras desayunar y hacer compras en un super nos dirigimos hacia el sur. Llegamos al Lago Langano a ultima hora y tras negociar duramente nos instalamos en un bungalow.

Tras el desayuno de rigor nos dirigimos hacia Arbaminch. El camino es precioso: lagos, vegetación exuberante, campos verdes y mucha gente por la carretera. Hacemos un alto para trepar por una pista y llegar al cabo de un par de horas de traqueteo al mercado de los dorze en Chencha.

A la mañana siguiente visitamos el Nechisar Park en el que vemos cantidad de animales. Por la tarde navegamos por el lago Chamo. Alli tenemos la suerte de fotografiar cocodrilos, hipopótamos, pelicanos y demas animales.

Dejamos Arbaminch y bajamos mas al Sur. Nuestra siguiente parada es Konso. Tomamos un cafecito y seguimos la ruta. El paisaje se va haciendo cada vez mas arido, los baches mas grandes, sube la temperatura la carretera se convierte en pista y empezamos a tragar polvo. Pasamos todo el dia en ruta. Hacemos las paradas oportunas para fotografiar y llegamos a Turmi. Alli pernoctamos en algo asi como un camping. Instalamos el campamento y antes de que se vaya la luz preparamos la cena. Luego los cigarritos y unos chupitos del wisky comprado en el aeropuerto.

Madrugamos. Hoy es dia de mercado en Dimeka. El camino esta lleno de mujeres cargadas como mulos. Los hombres simplemente se ponen las mejores galas para ese acto social tan africano. Alli se juntan muchas etnias: los Hamer, los Karo, los Bashada. Aquí hay que rascarse los bolsillos por hacer fotos. La gente pide 1 birrs por foto (30pelas). El mercado se va animando a medida que se acerca el mediodia. Hay pocos Farangis (turistas). El colorido es demoledor. Aprovecho para robar unos cuantos retratos y sobre todo nos perdemos por el mercado para ver y observar.

Al dia siguiente nos vamos a Omorate junto a la frontera con Kenia a ver a los Geleb. El pueblo, junto al rio Omo, es una polvareda llena de crios que se nos pegan como lapas. Llegan a agobiar. Al final decidimos previo regateo cruzar el rio y visitar unas aldeas. Alli tambien nos piden pasta por ver el pueblo y nos damos la vuelta. Por el camino al embarcadero aprovechamos para hacer fotos de gente de la tribu que volvia al poblado.

Otro dia mas de mercado. Hoy toca Turmi. Vamos andando desde el camping hasta el pueblo. Por la pista vemos otra multitud que se dirige hacia el mercado. Unos van a vender, otros a comprar y la mayoria a pasar el dia y hablar con los amigos. Hace calor y nos tenemos que refugiar en un bareto a tomar algo y esquivar al sol por unas horas

Por la mañana recogemos el campamento y emprendemos la marcha hacia Mago Park. La pista es penosa y llena de baches y polvo. Estamos a punto de quedarnos clavados en el polvo varias veces y al final ocurre. No hay manera de salir. Esperamos una hora al sol hasta que pasa otro 4×4 y podemos salir. De camino, nos desviamos para visitar un poblado Karo. Esta situado en un monticulo sobre un meandro del rio Omo. Aquí tambien toca negociar por las fotos, el 4×4…

El paisaje cambia y se hace mas saheliano. A ultima hora de la tarde llegamos a Mago Park y sorpresa: no hay duchas, no hay restaurante pero hay bar.

Al final nos bañamos en el mismo rio donde una docena de choferes limpian su Toyota del polvo del camino. La imagen de un monton de turistas bañándose en el rio es alucinante, pena de no tener la camara…

Por la noche ha llovido bastante y se nos han mojado las tiendas y las colchonetas. Recogemos todo lo mas rapido posible y nos ponemos en marcha. Estamos preocupados por el estado de la pista. Lo que ayer era polvo hoy va a ser barro. Efectivamente, en cuanto andamos una hora nos quedamos parados. Hay un atasco en una cuesta. Pasamos alli como una hora hasta que por fin salimos. Queremos visitar a los Mursi . Eso supone medio dia de 4×4 por pistas embarradas y ademas una subida espeluznante en la cual nos volvemos a quedar atrapados junto a otro monton de 4×4.

Llegamos casi al mediodia a un poblado mursi y aunque ibamos avisados de lo hostiles que eran creo que se quedaron cortos. Nada mas bajar del coche se nos abalanzan pidiéndonos dinero y fotos. El agobio es brutal. Nos rodean. A mi en particular se me quitaron las ganas de hacer fotos, pero al final sucumbi al encanto de su presencia.

Los mursi viven en un altiplano, aislados de las tribus de las zonas bajas. Son pastores pero últimamente cazadores de turistas. Viven rodeados de una nube de moscas como si fueran sus satelites. Su olor corporal es muy fuerte, son altos y muy fibrosos, orgullosos y engreidos de su pasado guerrero.

Hacemos unas cuantas fotos y bajamos al valle. Todavía queda pista hasta Jinka y queremos pillar hotel.

En Jinka esta todo lleno y tenemos que meternos en un hotelillo de locales. No hay mas remedio. Nos resarciremos en la cena.

Regresamos para Arbaminch haciendo una parada en Konso. Hoy supongo que dormiremos en hotel y cenaremos como personas. Lo mas duro del viaje ya ha pasado. Arbaminch es una ciudad muy bonita situada entre dos grandes lagos y elevada en un promontorio. Antes de la cena disfrutamos de una bella puesta de sol saboreando una(s) birra(s) fresquita(s).

Seguimos subiendo hacia el norte y cada vez nos encontramos con mejores carreteras. Llegamos a Wondo Genet una ciudad balneario famosa por sus piscinas de agua caliente. Lógicamente en cuanto llegamos nos vamos a disfrutar del entorno. A ultima hora me dedico a hacer unos macros en un bosque cercano.

Llegamos por fin a Addis y aprovechamos para contratar otro coche para el norte. Asimismo tras acordar el recorrido vemos la necesidad de hacer un vuelo interior para evitarnos las largas jornadas de coche.

Al día siguiente salimos otra vez para el norte. Nuestro destino es Debremarcos, un pueblo a mitad de camino pero con hotel. Por el camino vamos viendo a cantidad de gente que acude a los mercados locales. Asimismo pasamos por la garganta del Nilo Azul. El paisaje se torna espectacular. El verde lo domina todo. Las montañas impresionan y los desfiladeros por los que trepamos o descendemos tiene unos desniveles de consideración.

Paramos en un mercado de los amaras. Tienen otros rasgos. Su tez es mas morena, y sus rasgo arabes destacan entre la sinfonía de ropajes que bailan entre los verdes y los azules.

Amanece lloviendo y asi vamos hasta Bahar Dar. Nos interesa alquilar una lancha para explorar el Lago Tana. Lo hacemos por la tarde. De paso nos cae un señor chaparrón.

Tenemos otro dia libre mas en Bahar Dar y aprovechamos para ver las cataratas del Nilo Azul

Nos ponemos en marcha hacia Gondar. Otra vez el camino nos depara unos paisajes increíbles. El cielo esta cargado pero hay una luz preciosa. Visitamos los castillos entre chaparron y aguacero y nos metemos en un restaurante a cenar muy pronto.

A primerisima hora salimos a hacer una excursión a las Montañas Simiens. La carretera trepa sin cesar. A veces baja por gargantas inverosímiles. El paisaje es sobrecogedor. La niebla hace acto de presencia en algunos momentos y nos acompaña durante la mañana. Entre los claros vamos observando la fauna endémica de la zona: el gelada, una especie de babuino peludo, una cabra montesa…

A medida que ascendemos hace mas frio. Paramos en una zona de acampada a comer. Estamos a casi 4000 metros de altura y sigue haciendo frio. Aun vamos a subir hasta los 4300, pero la niebla no quiere ayudar. A pesar de todo, el dia a merecido la pena. Las paradas han sido preciosas y hemos disfrutado de un paisaje y una gente muy distinta a lo observado hasta ahora.

Hoy tenemos otra etapa de coche. Tenemos que llegar a Lalibela. Desacemos parte del trayecto hecho hasta Gondar y por una pista en bastante buen estado continuamos la ruta. Vamos a estar todo el dia de ruta. El paisaje es el tipico del Norte.

A ultima hora de la tarde, cuando nos queda una hora vuelve a llover con fuerza. Nuestra entrada en Lalibela es recibida con una sonora tormenta y un impresionante aguacero.

Al dia siguiente, bien por la mañana salimos a visitar los monasterios de la zona. Es una zona montañosa. El Camel trophy se podria celebrar aquí perfectamente. A causa de las lluvias de ayer las pistas estan penosas. Nuestro destino sera el monasterio de Yemeranana Khristos.

El plan para hoy es visitar las archiconocidas iglesias excavadas en la roca. Estas estan divididas en varios bloques. Las visitas duran todo el dia con paradas para descansar. Hay que tener en cuenta que Lalibela esta a 2500 de altura y se suben y bajan escaleras continuamente y todo eso se agrava con la humedad reinante. Alli vemos a los monjes que viven en cuevas horadadas en la roca. Coincide ademas con un dia festivo de los niños.

Al dia siguiente volamos de Lalibela a Addis. Nuestro chofer salio ayer y nos espera a la tarde en el aeropuerto. Hoy volvemos a dormir en Addis

A la mañana siguiente tomamos rumbo hacia Harar, al este del pais y junto a la frontera con Somalia. El dia entero lo pasamos en ruta. A medida que nos vamos acercando el paisaje se torna cada vez mas arido. Pasamos por una zona de viejos crateres y un lago con rocas volcanicaza. Hacemos las tipicas paradas en pueblos para estirar un poco las piernas y conocer a las gentes que habitan por esos lares. Llegamos a ultima hora y nos cuesta mucho encontrar hotel. Esta todo petado de españoles. Somos la plaga de Agosto. Finalmente encontramos uno para una sola noche. El cielo va cogiendo un aspecto sobrecogedor y nos regala con un atardecer de los mas bonitos que he visto. La luz es magica, tiñe todo el cielo de un color muy difícil de definir.

Después de desayunar salimos a ver la ciudad. En la parte exterior de las murallas viven los cristiano. Dentro de ellas los musulmanes. Es la ciudad mas distinta que hemos visto aquí. Esta llena de colorido, tanto por las casas como por el ropaje de las mujeres que pasean por ella. Hace bastante calor y sudamos mas de lo normal. A la tarde nos damos otro paseo y disfrutamos mas de sus callejuelas llenas de artesanos trabajando en la calle.

De pronto el cielo se encapota y cae un chaparron impresionante. La riada que se forma es espectacular. Asistimos al espectáculo debajo de la terraza de un café. Para terminar nuestra visita a Harar vamos a ver al hombre hiena. Este personaje da de comer a un grupo de hienas, El espectáculo es una turistada, pero sin pagar excesivamente por ello se puede ver.

Al dia siguiente regresamos a Addis y nos dedicamos al regateo. Toca hacer las ultimas compras. Ademas nos damos un merecido homenaje en forma de cena tipica con espectáculo de danzas incorporado. Ya solo nos queda recoger el equipaje y salir hacia el aeropuerto y la ya temida vuelta a la civilización.

ALGUNO DATOS PRACTICOS DEL VIAJE

Volamos con Lufhtansa. Es algo mas cara que la Ethiopian Airlines. Si volais con esta ultima los vuelos interiores salen mas baratos y teniendo pocos dia puede merecer la pena, pero te pierdes los caminos por los que transita gran parte de la gente del pais.

La comida es aceptable. El plato tipico local: la injera termina por aburrir pero lo encuentras por todos los lados y es muy barata. La cerveza buena y a buen precio. Hay varias marcas locales. El café buenísimo aunque a veces algo fuerte. Un restaurante recomendado: el Soma en Arbaminch, bueno y barato

Contratamos los trayectos interiones con TEDDY MILASH email: memories@telecom.net.et. Habla y escribe perfectamente castellano y aconseja y escucha al viajero. Tiene una pequeña empresa con varios 4×4 y una gente maravillosa trabajando para él.

En Agosto hacia calor pero si se escondia el sol enfriaba rapidamente. Ropa: forro polar o algo de abrigo para las zonas altas.

Dinero: Te cambian euros sin problemas. Es aconsejable cambiarlo en Addis y pedir billetes pequeños de 1 birr para pagar las fotos.

Hoteles: los fuimos contratando sobre la marcha. En general bien, salvo alguna excepción pero sin problemas.

La gente: maravillosa , excepto algunos sujetos de las tribus del Sur: los karo y los mursi, aunque habra excepciones. Por lo general muy amigables, curiosos pero buena gente.

Presupuesto: El viaje via Bilbao mas el seguro 900 euros aprox. La estancia, comidas, alquiler de vehículos, vicios, regalos, propinas, vuelo interno, excursiones… 850 euros.

Buenos colegas: besos a los que me lleve de aquí: Carlos, Marife, Cristina y Marije y los que me encontre alli: Teddy, Hermias, Tesome, Massala , los choferes de memories tour, Thirko y un monton de personas mas que han hecho posible que ellos formen parte de mi inventario sobre el pais.

Ameseugenallo

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.