Carta abierta a los grandes fabricantes de cámaras. Por Mark Dubovoy

Editado el 28/10/2010 por redaccion

El artículo que se puede leer a continuación es una traducción autorizada de la web Luminous Landscape que queremos agradecer a Michael Reichmann. Si estás pensando en comprarte un objetivo con una gran apertura, quizás te interese leer el texto.

Prólogo

Antes de entrar en materia en esta carta, algo de perspectiva de cómo se gestó.

Muchos lectores probablemente conocen DxO Labs y más concretamente su página DxO Mark.

A DxO le interesa concretamente medir los datos acerca de cámaras y lentes en bruto, en los archivos RAW. La web de DxO Mark es el primer sitio donde se pudo encontrar esta información.

Siempre he estado interesado en la minería de datos, y dada la gran cantidad de información que DxO ha medido, me preguntaba si se pueden extraer resultados interesantes de analizar de nuevas formas datos que ya existen.

Durante una reunión con algunos de algunos de los máximos ejecutivos de DxO en Photokina en septiembre, el tema salió y se hizo evidente que sí existen una serie de hechos interesantes y muy desconocidos que pueden ser obtenidos de esos datos. Sus máximos ejecutivos de marketing e ingeniería han sido muy amables al compartir esta información con nosotros. Ese es el origen de esta carta.

Esperamos continuar con esta relación con DxO y proveer periódicamente a nuestros lectores información interesante extraída de sus datos.

Definiciones

Antes de empezar con la carta, es muy importante que los lectores entiendan un par de definiciones: número F y número T (N. del T.: F-stop y T-stop en el original)

A muchos nos suenan familiares los números F en los objetivos. Como recordatorios, el número F es la distancia focal de la lente dividida por el diámetro de la apertura que deja pasar la luz a través de la misma.

Mientras que el número F está directamente relacionado con la cantidad de luz que una lente deja pasar al plano del sensor o película, diferentes lentes dejan pasar diferentes cantidades de luz a ese plano incluso si el número F es el mismo. ¿Por qué? Porque cada elemento de la luz absorbe una parte y refleja una cierta cantidad de luz, de modo que hay una cierta pérdida de luz a lo largo del camino que sigue atravesando la lente entera. Como podéis imaginaros, lentes muy complicadas con muchos elementos es probable que tengan mayores pérdidas de luz que lentes más simples, y lentes con recubrimientos muy buenos es probable que pierdan menos luz que otras con peor o ningún recubrimiento.

El problema es tan serio que la industria del cine adaptó un estándar diferente hace muchos años. Si uno mide la exposición perfecta con un fotómetro, y elige el número F adecuado, cuando use una lente zoom muy complicada es probable que subexponga la secuencia por las pérdidas de luz en la lente.

Por tanto la industria del cine comenzó a usar números T (de transmisión) en lugar de números F para los objetivos. El número T es el número F corregido con las pérdidas de luz de la lente. En otras palabras, representa fielmente la cantidad de luz que llega al sensor, y ajustando el número T para una  medida dada de luz produce la exposición correcta. Y también diferentes lentes ajustadas al mismo número T dejarán pasar exactamente la misma cantidad de luz al plano del sensor o la película.

Cuando leas los datos de la siguiente sección entenderás por qué quería se entendieran esas definiciones antes.

Los datos

Tal y como se dijo antes, DxO Labs ha proveído los datos de las figuras de abajo, y son datos basados en otros datos medidos y publicados en su web DxOMark.

El siguiente gráfico muestra la pérdida de luz EN EL SENSOR para una serie de diferentes cámaras Canon usando una lente f:1.2

La escala vertical está en valores de exposición EV. Un valor de 1EV representa una diferencia de un número T. Observa que hay una pérdida sustancial de luz en EN EL SENSOR.

Cuando se mira la estructura de un sensor CMOS, cada píxel es básicamente un tubo con el elemento sensible en el fondo. Si un rayo de luz que no es paralelo al tubo llega al fotosito, existen ciertas posibilidades de que el rayo de luz no llegue al fondo del tubo y por tanto lo llegue al elemento sensible. Por tanto la luz que llega en esa dirección se pierde. En el gráfico parece que cuando se usan lentes de gran apertura con cámaras Canon, hay una pérdida de luz sustancial en el sensor debida a este efecto. En otras palabras, los rayos de luz ‘marginales’ que llegan al sensor desde los bordes de esa gran apertura se pierden por completo.

El siguiente gráfico para Canon y Nikon a f:1.4 muestra que la pérdida de número T depende claramente de cada sensor.

Por tanto la siguiente pregunta es: si la pérdida de luz es tan importante, ¿por qué no hay una gran cantidad de fotógrafos quejándose por esa severa subexposición a grandes aperturas?

La respuesta está en el siguiente gráfico:

El gráfico muestra claramente cómo los fabricante ‘trucan’ el sistema incrementando el ISO sin que lo sepa el fotógrafo.
Personalmente, creo que esto lleva a una serie de cuestiones

1. Cuando elijo un determinado valor ISO, tengo razones para hacerlo. Me parece inaceptable que la cámara lo cambie sin mi conocimiento.

2. Si la cámara va a incrementar automáticamente el ISO debido a una pérdida importante de luz ¿tiene sentido comprar lentes con mayor apertura, más grandes, más pesadas y mucho más caras?

Uno podría comprar una lente con menor apertura e incrementar el ISO. Puesto que esas lentes pierden mucha menos luz en el sensor, los resultados podrían ser indistinguibles. De hecho, ni siquiera está claro si esas lentes producen una profundidad de campo más pequeña. Las medidas de DxO prueban que los rayos de luz de los bordes simplemente no llegan al sensor. El hecho en relación con la profundidad de campo es que esos rayos son los responsables de un imagen más desenfocada, y si se pierden, no solo no contribuyen a la intensidad de luz en el sensor sino que no desenfocan los planos de luz tal y como debería esperarse a grandes aperturas.

DxO está ahora mismo haciendo pruebas de foco para corroborar este argumento. Os mantendremos al día tan pronto como esos datos estén disponibles.

Resultado final: Debido a la complejidad del diseño y fabricación (sólo por esto se justifica el coste y peso) de lentes con grandes aperturas, uno podría concluir con mejores resultados con el mismo ISO y profundidad de campo reales usando lentes con una apertura más modesta.

3. Aunque que subir el ISO sin el conocimiento del fotógrafo es un truco elegante de ingeniería, debe ser confesado de manera completa y precisa a los clientes.

Conclusión

A la vista de lo publicado, apreciaríamos mucho los comentarios de los fabricantes, particularmente de las compañías grandes como Nikon, Canon, Sony, Leica, Panasonic, Pentax, etc.

Por favor, dénos respuestas que podamos compartir con nuestros lectores.

Muchas gracias

Mark Dubovoy. Octubre de 2010

Comments are closed.