Opinión : Caborian. Comunidad de fotografía. Foros, tutoriales, noticias, concursos

Archive for the ‘Opinión’ Category

Reuters prohíbe usar el formato RAW a sus colaboradores

Viernes, noviembre 20th, 2015

Si desde los tiempos hemos dicho eso de “El RAW es nuestro negativo en lo digital” (que lo mantenemos), hoy leemos en Omnicrono esta noticia sobre la prohibición de Reuters a sus colaboradores de usar el formato RAW en pro del JPG, priorizando  la velocidad en los envíos (esto se entiende) y sobre todo, según ellos para respetar la imagen original con las posibilidades de procesado de un RAW,…

Realmente no sabemos cómo actuarán en caso de litigio por aquello de “lo que vale es el RAW”. Ver para creer Caborians.

Noticia al completo.

reuters

“De Photoshop a GIMP” (Por LiGNUx) y… ¿conoces Darktable?

Viernes, marzo 21st, 2014

Hoy queríamos compartir con vosotros, la traducción que han realizado los amigos de LiGNUx, de un post original firmado por Ridley Brandt que está dando mucho que hablar sobre si “hay vida más allá de Photoshop“.

O directamente, cómo pasar de una forma cómoda a GIMP en dos entregas (espacio de trabajo, perfiles de color, capas, herramientas, etc). La entrada comienza así:

De Photoshop a GIMP

Hace 6 meses, dejé de usar Adobe Photoshop y cambié a GIMP para todos mis proyectos personales de fotografía. No fue la tarea imposible que todos creen que es. Los usuarios a menudo dicen que Photoshop es absolutamente imprescindible para trabajar. En internet, usuarios de foros son ridiculizados por simplemente sugerirle a alguien que reemplace Photoshop con GIMP. Pero los tiempos han cambiado.

Photoshop no es esa aplicación puntera que solía ser. He gastado cerca del 90% de mi tiempo en Lightroom y sólo un 10% en Photoshop. Esto mismo le ocurre a muchos otros profesionales. Todos nosotros hemos cambiado al formato RAW, así que usamos editores de fotos RAW todo el tiempo. Photoshop se usa de vez en cuando para los toques finales

Antes de dar nada por hecho, os invitamos a leer la Parte 1 y Parte 2 (gran trabajo LiGNUx;).

(Nota del autor) Si alguno cree que Lightroom o Aperture son también imprescindibles, le recomiendo que se pase por el sitio web de Darktable y vea por ejemplo su colección de capturas de pantalla para que se haga una idea. Darktable

Es con lo que actualmente gestiono mi flujo de trabajo fotográfico y cada vez estoy más satisfecho. Hablamos de Software Open Source que al igual que GIMP, se puede usar de forma gratuita en GNU/Linux (todas las distros) y Mac OS (para Windows no está disponible y literalmente, te invitan a instalar GNU/Linux). Web del proyecto en castellano  y Entrada en “Mangas Verdes“.

Os animo a abrir varios RAW y probar, pero no sólo porque sea gratuito, sino por su eficiencia.

Disponible el número 89 de la revista FotoDNG

Jueves, enero 16th, 2014

Ya está disponible el número 89 (año IX, enero de 2014) de la revista online gratuita Foto DNG. Puede verse directamente en la web o descargarse en PDF o ZIP.

foto-dng-089-w600El índice de contenidos es el siguiente:

  • Redacción (Página 3)
  • Novedades (Página 4)
  • Fisterra Bicicleta (Página 28)
  • 2014 Sony World Photography Awards – Open submissions (Página 54)
  • Sintiendo en Blanco y Negro (Página 68)
  • Martha R. Barilari (Página 82)
  • Street Color (Página 102)
  • Molinos (Página 116)
  • Noticias Eventos (Página 136)
  • Las Fotos del mes de Blipoint (Página 138)
  • Street View Photography-Spain (Página 140)
  • Grupo Foto DNG en Flickr (Página 142)
  • Octavo concurso Fotográfico Foto DNG (Página 150)

Comprar una réflex de iniciación

Martes, noviembre 27th, 2012

Una pregunta común en nuestro foro de Consultas Técnicas, y que a mi personalmente me hacen cada cierto tiempo es: “¿Qué cámara me compro?”. Una pregunta tan vaga que es imposible de responder salvo que se añadan datos acerca del tipo de uso que se pretende, el precio que se está dispuesto a pagar y otras no menos importantes como el peso y tamaño esperado.

Si lo que se busca es una cámara compacta directamente no respondo. Un vistazo rápido a la web de Adorama por ejemplo nos muestra que tienen más de 600 modelos. Sin embargo, en ocasiones la pregunta está más centrada y la persona ya tiene un poco más claro que lo que quiere es aprender algo de fotografía y que quiere hacerlo con una cámara réflex, lo que probablemente es la mejor opción en general.

Una vez concretada un poco la pregunta la respuesta es un poco más sencilla, aunque sólo un poco, y después de leer muchas respuestas diferentes tengo mi propia opinión que desmonta algunas ideas comunes y preconcebidas.

Desmontando mitos

Además de la pregunta clásica y cada vez más irritante “¿Nikon o Canon?”, es muy común escuchar varias cosas como respuesta a la búsqueda de consejo

– Es importante elegir bien la marca porque una vez que te casas con una, es para toda la vida.
– Lo que importa es la óptica.
– Si la vas a usar en modo automático mejor no te la compres.

Aunque puedo estar de acuerdo en esos consejos en otros casos, no lo estoy para elegir una réflex de iniciación.

Quien busca una cámara para aprender fotografía general no debería gastarse mucho dinero en su primer equipo, para empezar porque en no pocos casos acabará en un cajón. Ese debería ser el primer y principal consejo: no gastarse mucho dinero. El segundo es que se invierta tiempo en aprender y exprimir esa primera máquina a tope antes de cambiarla, no menos de uno o dos años por decir algo. Para aprender es mucho más importante invertir tiempo que dinero.

Si se hace esto, probablemente al final de ese período se estará en disposición de responder a la pregunta ¿qué cámara necesito? por uno mismo y si la decisión es cambiar de marca seguro que se puede revender el equipo y no perder mucho dinero. De un kit de cámara + objetivo de 300-400 euros podría recuperarse la mitad, y eso siempre será mejor que haber invertido inicialmente en un equipo más costoso.

Ahora mismo sólo existen cuatro fabricantes en el mercado con productos en esta gama de iniciación: Nikon, Canon, Sony y Pentax. Las diferencias entre los modelos de iniciación son mínimas, más allá de gustos personales por la estética o la ergonomía, mucho más a ojos de alguien que empieza. También lo son las diferencias de precios, que ahora son mucho más bajos que hace diez años cuando aparecieron los primeros modelos. Pero además en esos diez años ha cambiado otra cosa y es que la evolución de las diferentes generaciones ya no es muy grande. Una buena manera de ahorrar dinero es buscar tiendas que tengan en stock modelos de la penúltima hornada, porque los cambios serán sutiles –o inapreciables- y se pueden conseguir descuentos importantes. También lo es buscar equipos de segunda mano.

Igual que un usuario que busca iniciarse no encontrará diferencias importantes entre fabricantes y modelos recientes de cuerpos, lo mismo se puede decir de las ópticas que suelen venderse en kit con los modelos de iniciación: no existen apenas diferencias entre los fabricantes.

Desde mi punto de vista el o los objetivos del kit son más que suficientes para un usuario que empieza y quiere aprender. Las cámaras de gama de iniciación de todos los fabricantes vienen con sensores de tamaño APS-C y los objetivos que las acompañan en kit suelen ser un 18-55 y un 55-200 o similar. Esos dos objetivos en cualquier fabricante son muy baratos y para empezar cubren la mayor parte de situaciones fotográficas. En casi todos los casos serán estabilizados y tendrán un diámetro para filtros no muy costosos.

De modo que para mi el mejor consejo para comprar una réflex de iniciación es buscar simplemente el precio más barato. Eso y quizás probarla en la mano para ver si nos sentimos cómodos con ella.

Pasada la etapa inicial de aprendizaje y si uno se ha especializado en algún tipo de fotografía en concreto seguramente necesite algún objetivo diferente, pero seguro que ya tendrá conocimientos para elegirlo y quizás ya habrá probado alguno prestado. También puede necesitar un cuerpo con alguna característica concreta, pero los de iniciación son más que suficientes para eso: aprender.

Salvo situaciones muy concretas que no se verán fácilmente cuando uno se inicia, una cámara réflex hará mejores fotos que una cámara compacta sencilla. Los sistemas de medición de luz y autofoco de las réflex de iniciación son mejores y sobre todo más rápidos, y los sensores de más tamaño hacen que la calidad de imagen mejore sustancialmente. Incluso si se deja de lado el aprendizaje y se utiliza finalmente la cámara en modo automático, las fotos serán en general mejores.

Consejos para accesorios

Los únicos accesorios imprescindibles para uso general serán tarjetas y baterías. Las primeras son ya muy económicas en tamaños grandes. Con las baterías, y al contrario de lo que podría parecer en comparación con cámaras de bolsillo, sucede que las cámaras réflex pueden tomar más imágenes –por encima de mil en algunos casos- con una carga. Además es fácil conseguir baterías compatibles a precios muy por debajo de las originales.

Las cámaras digitales actuales, con sensores capaces de trabajar en muchas más condiciones de luz que las que permitían las películas, han hecho que la necesidad de algunos accesorios como el trípode ya no sea tan importante como antes. Sigue siendo imprescindible en algunas ocasiones, pero en otras ya no es necesario como solía ser. El mejor consejo que he escuchado para comprar este accesorio y en general cualquier otro es no hacerlo hasta haberlo echado de menos al menos un par de veces.

El accesorio realmente más importante en la fase de aprendizaje es un buen libro. Para entender los conceptos básicos de exposición fotográfica a mi el que más me gusta de todos los que conozco es el de Bryan Peterson. Con ese y nuestro ‘Caborian LAB’ se puede aprender toda la base necesaria para luego estudiar técnicas o situaciones menos generales. Y naturalmente, el manual de la cámara, ese gran desconocido.

Pero por supuesto esta es sólo mi opinión, existen otros caminos para llegar a la excelencia: La respuesta definitiva a ¿Qué cámara me compro?

Por Félix Sánchez-Tembleque (wiggin)

[Photokina 2012] Novedades Sony: RX1

Viernes, septiembre 14th, 2012

Entre finales del Siglo XIX y principios de XX, Thomas Edison y George Eastman presentaron el negativo de 35mm para la creación de películas cinematográficas, que se ha mantenido hasta la llegada de la imagen digital y que sigue resistiendo aunque con un futuro incierto. La principal característica es su ancho de 35mm (de la cinta de película, no de los cuadros de imagen).

Imágenes procedentes de Wikipedia

En los años 20 del siglo pasado, Oskar Barnack creó una cámara fotográfica que utilizaba la misma película de 35mm pero con una diferencia importante: mientras que en el cine el formato del cuadro era -y es- perpendicular al avance de la película y cada uno se correspondía con una longiitud de 4 perforaciones, en esa cámara -la primera Leica- se utilizaba dos veces ese espacio, por lo que el formato se llamó tradicionalmente double frame, que corresponde con un cuadro de imagen de 24 x 36 mm orientado en paralelo al avance de la película.

Ese formato -con nombre técnico 135 (ISO 1007)- se convirtió en un estándar de facto para la gran mayoría de las cámaras fotográficas, y es el que se usa de referencia para calcular distancias focales equivalentes (en perspectiva). En la mayor parte de medios, incluido este, nos referimos al tamaño de sensor de las cámaras digitales en proporción -factor de recorte- a esos 24×36, que se han convertido en algunos casos en el buscado Santo Grial: el full frame.

Una decisión más o menos arbitraria de hace más de un siglo condiciona la fotografía digital actual. Existe una historia muy parecida -y no menos absurda- de cómo el diámetro de los tanques de combustible del transbordador espacial tiene relación con el ancho del culo de dos caballos. La excusa inicial era reutilizar los objetivos que ya teníamos, pero cayó por su propio peso cuando se fabricaron angulares competentes para formatos pequeños y más tarde cuando los sensores con mucha densidad de píxeles han exigido cada vez más calidad óptica.

Nadie discute que cuanto mayor es el negativo -o sensor digital- mayores son los posibles desenfoques creativos del sistema. Tampoco que cuanto mayor es el sensor mayor es la cantidad de luz captada y eso tiene ventajas en términos de ruido y rango dinámico, algo que personalmente me preocupa bastante más que la nitidez extrema. Sin embargo, al margen de esos dos factores que en algunos pocos casos muy concretos pueden ser importantes, realmente no entiendo la búsqueda del Santo Grial. El objetivo de Oskar Barnack era fabricar una cámara pequeña, y ahora que podemos hacerlo con una calidad de imagen increíble, las hacemos más grandes para que quepa un sensor full frame.

¿Y por qué toda esa historia? Porque Sony ha presentado una compacta con un sensor de tamaño 24×36. Algo impensable -y según algunos imposible- hace unos años es ahora una realidad. Una realidad con un coste: más de 3000 euros. Y con un objetivo fijo de 35mm no intercambiable y un tamaño nada despreciable. Como no podía ser menos en esto tiempos tiene un look algo retro fundamental para su público objetivo.

Queda por ver si la maniobra será la misma de Fujifilm: una compacta retro con sensor grande como preámbulo de un sistema de objetivos intercambiables, lo que ha cabreado a muchos compradores de la X100. Algo más que probable si tiene éxito comercial. Desde el fabricante venden que el hecho de que el objetivo no sea intercambiable tiene un motivo: la cámara dispone de obturador central y no de plano focal y puede sincronizar un flash a 1/2000, un hito tecnológico que no tengo claro que encaje en el uso real del perfil de cliente. Además si ponemos un flash -oh wait- no podremos usar ninguno de los visores que la acompañan, óptico y electrónico.

Las especificaciones y alguna primeras impresiones podéis verlas en Quesabesde. Esto sólo es un poco de historia y una opinión personal.

Por Félix Sánchez-Tembleque (wiggin)

Comparativa de tamaño EOS-M vs G1X

Jueves, julio 26th, 2012

Esta es una comparación a idéntica escala

El diámetro del objetivo de la G1x es casi idéntico a la montura EOS-M, por lo que podría usarse el cuerpo y sus fantásticos controles, ausentes en la EOS-M. Además parece que quitando el visor óptico y el flash integrado de la G1x (ambos lamentables y prescindibles en mi opinión), en ese cuerpo cabe un visor electrónico. Añade Focus-Peaking al mix y tenemos ganadora. ¿Quien quiere un 18-55 pudiendo usar objetivos manuales de Voigtlander y otras marcas?

Por Félix Sánchez-Tembleque (wiggin)

 

Algunos apuntes personales sobre la Pentax K-01

Viernes, febrero 3rd, 2012

Ayer se presentaba a la prensa la nueva Pentax sin espejo, la K-01. Es la segunda vez que Pentax se acerca a este concepto, después del sistema Q. Y la sensación que me queda es la misma que con ese sistema ¿en qué están pensando los señores de Pentax? Sin conocerlo casi nada me da la  impresión que están pensando en el mercado doméstico en Japón con una cámara que parece un juguete.

Nos publicitan por todas partes que se ha encargado el diseño a Mark Newson pero ¿qué sabe ese señor de cámaras y ergonomía desde el punto de vista fotográfico? No se si el diseño ganará algún premio en ferias específicas de eso, de diseño, una de las supuestas ventajas son los mando de colorines para distinguirlos. Pero como cámara fotográfica me parece un error casi tan grande como el sistema Q.

El sistema Q, tal y como decía Mauro Fuentes en su análisis más parece la versión Pro de Instagram que una cámara seria. Si la idea de los sistemas sin espejo es reducir el tamaño general pero mantener un cierto tamaño de sensor -la única garantía de calidad de imagen- ¿qué sentido tiene hacer una cámara con un sensor más pequeño que el de las compactas premium? ¿Cuál es la ventaja? En mi opinión ninguna. Y creo que sus cifras de ventas me dan la razón. 750 euros por un juguete. En fin.

El nuevo sistema mantiene la bayoneta K de Pentax y por tanto es compatible con todos los objetivos de Pentax directamente. Se han limitado a quitar el espejo de la caja. Sin embargo, y a la vista de las fotografías que comparan su tamaño con las DSLR de la misma marca al final esto penaliza el resultado final y la ventaja de tamaño y peso de las cámaras sin espejo desaparece. ¿Qué sentido tiene quitar el espejo si no se gana en tamaño? ¿Cuál es la ventaja? De nuevo ninguna. La cámara ni siquiera integra un visor, ya sea óptico o electrónico.

Pero además existe otro problema: la distancia de la montura al sensor se mantiene en unos 45 milímetros lo que hace imposible adaptar muchos objetivos, algo muy apreciado por los usuarios de Sony y ahora de Fujifilm con la X-Pro1, que gracias a esto admiten casi cualquier objetivo de cualquier marca. Por otro lado las especificaciones de la cámara, con el sensor de la K5 y estabilización en el cuerpo están bien, pueden verse aquí. Habrá que ver la velocidad de enfoque, caballo de batalla de este segmento que parece se va acercando a las DSLR.

Pero de verdad ¿En qué estaban pensando? ¿De verdad es tan difícil? Lo más parecido a lo que escribíamos en ese artículo es la NEX7. De todos modos siempre hay que recordar dos cosas: que las cámaras son sólo instrumentos y que con cualquiera se pueden hacer grandes cosas, y que esta es sólo una opinión personal. Una opinión que contrasta con lo que leo en otros medios. Debo estar haciéndome viejo.

Por Félix Sánchez-Tembleque (wiggin)