Flashes, cámara y ¡acción!

Editado el 03/05/2010 por mdaf

Con motivo del 5º Congreso Caborian, se dio una charla sobre el uso del flash en la fotografía deportiva de acción (entre otras cosas), y de ahí ha surgido la idea de intentar recopilar esa información para todo aquel al que le sea útil.

Antes de nada comentar, al igual que hice en la charla, que no se trata este de un tutorial del funcionamiento del flash, ni será este el artículo  más técnico que podáis leer, ya que no soy una persona que se centre demasiado en los aspectos técnicos de los accesorios, de cómo funciona un flash. He procurado entender lo que hacen, a mi manera, y salir a hacer fotos para ver que era lo que pasaba cuando hacía esto o aquello, en definitiva, divertirme.

Vamos a empezar enumerando unos cuantos puntos a tener en cuenta a la hora de ponernos a realizar nuestras fotos con la ayuda del flash:

  • Luz ambiente, el sol como fuente de luz principal y secundaria.
  • Alta velocidad de sincronización.
  • Velocidad relativa, distancia al sujeto.
  • Orienta la luz, el flash fuera de cámara.
  • Esquemas, fotografiando con varias fuentes de luz.

1. Luz ambiente, el sol en nuestras fotos

Uno de los usos principales de nuestros pequeños flashes es, además de iluminar la escena, poder congelar la acción. Pero para que esto se produzca con éxito tenemos que tener en cuenta algunos factores, siendo uno de los más importantes la cantidad de luz ambiente que exista en el momento de hacer la foto. Una vez alguien me dijo que no había luz mala, sino mal aprovechada,  no siempre podemos fotografiar en las condiciones óptimas de luz, y hay que saber salir airoso de muchas situaciones diferentes.

1.1 El sol como fuente de luz principal

Día soleado y hemos quedado por la mañana para hacer unas fotos. Resulta que retrasa la sesión y nos vemos a pleno sol, al mediodía, haciendo fotos a un skater que se tira a toda velocidad por una barandilla. Aquí es donde debemos jugar con el sol y utilizarlo como fuente de luz principal, dejando que el flash se encargue “solamente” de rellenar sombras y evitar fuertes contraluces. El motivo principal de esto es que necesitaremos disparar a velocidades elevadas para congelar al sujeto (1/800 – 1/1000 seg. por ejemplo), y nos encontramos con el problema de que no podemos sincronizar más allá de 1/250 seg., con suerte. Aquí es donde entra en juego el modo de “alta velocidad de sincronización” que traen la mayoría de flashes modernos, y que comentaré un poco más adelante.

Un flash en ttl y alta velocidad de sincro

1.2 El flash como fuente de luz principal

La segunda opción, que sea el flash la principal fuente de luz, pasando el sol a un segundo plano. En un día plena luz solar, no podremos hacer esto salvo que nos escondamos del sol, así de simple. Buscaros una sombra, una zona donde el sol no incida directamente, donde la cantidad de luz ambiente caiga lo suficiente para que nuestro pequeño flash pueda superarla y, con una velocidad de sincronización normal podamos congelar el movimiento sin riesgo a la trepidación. Fijaros en la fotografía del banco, el chico está perfectamente congelado por la acción de los flashes, pero el monopatín que está pasando bajo el banco, donde apenas llega luz artificial, aparece movido, este es uno de los puntos fundamentales a entender, saber donde puedes congelar con el flash, y donde debes hacerlo con la cámara.

Dos flashes disparados con emisores por radio-frecuencia.

Siguiendo este mismo criterio, podemos obtener como conclusión que en las horas cuando el sol está bajo, como por ejemplo al atardecer (por no hablar de cuando ya es de noche), las normas se invierten y es nuestro flash el que llevará el control, pudiendo congelar incluso a velocidades bajas.

Dos flashes disparados con emisores por radio-frecuencia.

1.3 Cálculo de la exposición

Básicamente se reduce, en los dos casos anteriores, al cálculo de la luz ambiente y la posterior compensación con la luz del flash. Ya sea para un relleno de sombras, para iluminar totalmente la escena, deberemos medir el fondo para decidir si queremos oscurecerlo más o menos, dependiendo de las condiciones de luz. Nunca he utilizado un exposímetro, es lo bueno del mundo digital, pruebas, compruebas histograma y repites las veces que haga falta, compensando la exposición del flash o variando los parámetros necesarios en la cámara.

2. Alta velocidad de sincronización

Muchos de los flashes de hoy en día vienen dotados de este sistema de funcionamiento, que nos permite sobrepasar en cámara la velocidad de sincronización impuesta por cada fabricante, relacionado directamente con el tiempo que tardan en moverse las cortinillas de la cámara. Pero no funciona de igual forma, en lugar de emitir un único destello, el flash dispara una ráfaga de pequeños destellos durante el movimiento de las cortinillas, siendo bastante menos eficiente que en el caso de utilizarlo en modo normal.
Pero el papel del flash en este tipo de tomas se centra en rellenar las zonas oscuras, hacer que la transición de luces a sombras no sea demasiado fuerte. En este caso funcionará como fuente de luz secundaria, tan solo se limita a que las zonas que no estén expuestas directamente al sol (fuente principal), tengan detalle y no arruinen nuestras fotos.
Personalmente, siempre utilizo este sistema con el flash funcionando en TTL (Canon en mi caso), a mi me funciona bastante bien para la misión que tienen que cumplir, siendo necesario algún ajuste en la compensación de su exposición dependiendo de la fotografía a realizar.

3. Distancia al sujeto y velocidad relativa

Este es otro de los factores importantes a la hora de realizar nuestras tomas, no es lo mismo fotografiar algo que se mueve de forma rápida a un metro de distancia que a quince o veinte metros. Cuanto más cerca estemos, más velocidad tendremos que utilizar para conseguir congelar bien el movimiento. Sirva de ejemplo las dos fotos que muestro a continuación, realizadas el mismo día bajo las mismas condiciones de luz prácticamente. En la foto realizada con el ojo de pez, se puede ver como la tabla aparece movida (parte más cercana al objetivo), a una velocidad de 1/250. Mientras que en la foto realizada desde lejos, y a una velocidad de 1/80, aparece todo congelado.

4. Flash fuera de cámara, orienta la luz

Hace mucho tiempo que no hago fotos con el flash montado sobre la cámara, concretamente desde la primera vez que lo separé y vi las posibilidades que tenía. El principal objetivo de esto es el obtener imágenes con volumen, crear perfiles, en definitiva, evitar el aplanamiento de la imagen que generalmente produce un flash directo desde la cámara.

Tres flashes formando un triángulo

Una duda que surge a partir de este punto, es si necesitaremos muchos flashes para lograr buenas fotografías. Cada situación es un mundo, y en muchas ocasiones no merece la pena complicarse la vida con varios flashes. Con un par de ellos se pueden lograr buenos efectos, ya sea en combinación con la luz ambiente o de noche tan solo con su iluminación, evidentemente cuantas más fuentes de luz, más complejidad tendrán los esquemas a utilizar.

5. Esquemas, fotografiando con varias fuentes de luz

Lo primero que debemos de saber es que no existe un esquema perfecto, cada fotografía necesitará su esquema y tendremos que adaptarnos a lo que nos encontremos.
Una buena solución sería el triángulo de luces, intentando dejar en el centro de un triángulo imaginario el sujeto a iluminar. Y cuando me refiero a tres fuentes de luz, cuento también al sol, no hablo de tres flashes exclusivamente.


Normalmente me gusta utilizar una fuente de luz principal que rellene al sujeto por completo, buscando una iluminación uniforme en él. Para ello podemos ayudarnos del difusor tipo stofen de los flashes, especialmente útil en caso de utilizar grandes angulares y estar cerca de la acción. Y con el resto de flashes, busco normalmente perfilar el cuerpo, crear contornos y separar al sujeto del fondo.
En la foto de arriba podéis ver una aplicación del triángulo. Observar también el flare provocado por uno de ellos al entrar directamente al objetivo, hay que tener especial cuidado con esto, sobre todo con grandes angulares que abarcan un ángulo de visión muy amplio.

Hasta aquí lo que fue expuesto en la charla del 5º Congreso Caborian, y que no es otra cosa que el resumen de los métodos que empleo para realizar este tipo de fotografías. Espero que os sirva para haceros una idea de como utilizar vuestros flashes, y para cualquier pregunta, nos vemos en el foro.

Publicado por Adrián Mateos (mdaf)

Comments are closed.