Fotografía de Auroras Boreales, por Javier Camacho Gimeno

Editado el 31/05/2010 por redaccion

Por Javier Camacho Gimeno. Las fotografías del artículo, y otras relacionadas, pueden verse en este audiovisual

Imagen de previsualización de YouTube

Este artículo no pretende ser una estudio exhaustivo sobre la fotografía de auroras boreales, si no más bién,  simplemente compartir de alguna manera, con todos vosotros, la experiencia que viví en un viaje cuya finalidad principal era ir al encuentro de este fantástico y misterioso  fenómeno natural, sin duda uno de los más bellos que puede ofrecer la naturaleza. Además y si era posible, pretendía atrapar con el objetivo de mi cámara fotográfica,  con mayor o menor acierto, (vosotros me podres decir), esos impresionantes instantes, para poder recordarlos para siempre.

Las auroras boreales, son un fenómeno natural, en forma de brillo o luminiscencia que puede observarse en el cielo nocturno, normalmente en zonas polares, aunque no es exclusivo de estos luguras. Asi pues pueden verse auroras, tanto en el hemisferio norte donde se denominan “auroras boreales”, como en el hemisferio sur, llamadas entonces “auroras australes”.

Las auroras boreales, se producen cuando una eyección de masa solar choca con los polos de la magnetósfera terrestre, produciendo una luz difusa proyectada en la ionósfera.

Ocurren cuando (protones y electrones), son guiados por el campo magnético de la Tierra e inciden en la atmósfera cerca de los polos. Cuando esas partículas chocan con los átomos y moléculas de oxígeno y nitrógeno, parte de la energía de la colisión excita esos átomos a tales niveles, que cuando se desexcitan devuelven esa energía en forma de luz visible.

Las auroras tienen formas, estructuras y colores muy diversos que además cambian rápidamente con el tiempo. Durante una noche, la aurora puede comenzar como un arco aislado muy alargado que se va extendiendo en el horizonte, generalmente en dirección este-oeste.

Cerca de la medianoche, momento más propicio para poder ver auroras boreales, (entre las 23 y las 2 horas) el arco puede comenzar a incrementar su brillo. Comienzan a formarse ondas o rizos y también estructuras verticales que se parecen a rayos de luz muy alargados y delgados.

De repente la totalidad del cielo puede llenarse de bandas, espirales, y rayos de luz que tiemblan y se mueven rápidamente de horizonte a horizonte.

La actividad puede durar desde unos pocos minutos hasta horas, (en mi caso pude observarlas durante 1 hora y media más o menos).

Cuando se aproxima el alba todo el proceso parece calmarse y tan sólo algunas pequeñas zonas del cielo aparecen brillantes hasta que llega la mañana. Aunque lo descrito es una noche típica de auroras, nos podemos encontrar múltiples variaciones sobre el mismo tema.

Los colores que vemos en las auroras dependen de la especie atómica o molecular que las partículas del viento solar excitan y del nivel de energía que esos átomos o moléculas alcanzan.

El oxígeno es responsable de los dos colores primarios de las auroras, el verde/amarillo por un lado y el color más rojo por otro. Normalmente son mucho más frecuentes las de color verde/amarillo.

Así pués si se quiere ver y fotografiar auroras boreales lo suyo sería cogerse de vacaciones unos cuantos días, (cuantos más mejor), puesto que uno puede estar una semana entera esperando ver una aurora boreal y que esta no aparezca, y dirigirse a uno de los lugares donde más probabilidad hay de que surjan, procurando mirar primero las predicciones del tiempo, tratando de evitar los dias en los que el cielo este cubierto de nubes.

Estos lugares son, Canadá, Alaska, Groenlandia, Islandia, Finlandia, Noruega.

La aurora boreal suele ser más visible de octubre a marzo, aunque los mejores meses para verla son enero y febrero, ya que en esta época las temperaturas son más bajas, los cielos están menos brumosos y más limpios.

Algunos lugares medianamente útiles para buscar predicciones sobre las probabilidades de que se den auroras boreales son:

http://www.gedds.alaska.edu/AuroraForecast/

http://www.swpc.noaa.gov/pmap/pmapN.html

Su equivalente en latitud sur, aurora austral posee propiedades similares.

Dicen los que saben, que hay que tratar de evitar los dias de luna llena ya que es más dificil verlas puesto que hay demasiada luz en el cielo, pero mi experiencia es que esto no importa demasiado, el dia que yo las conseguí ver, había luna llena y se vieron perfectamente.

Es fundamental al menos desde mi punto de vista, tratar de dirigirse a alguna población pequeña y alojarse lo más lejos del nucleo urbano, para evitar la contaminación lumínica y estar lo más cerca posible de un entorno natural donde la fotografía va a quedar mucho mejor.

Lo ideal sería tratar de buscarse un alojamiento desde el cual haya que recorrer una pequeña distancia para hacer las fotos en caso de darse el fenómeno, puesto que las horas de espera pueden ser muchas y el frio especialmente intenso, tranquilamente 15 grados bajo cero. Yo montaba guardia desde las 19:00 horas hasta las 04:00 de la madrugada.

Así pués esta claro que hace falta llevarse ropa de mucho abrigo para soportar las bajas temperaturas y guantes para las manos.

En cuanto al material fotográfico a utilizar, es obvio que debido a las condiciones de iluminación que se van a dar, es necesario un trípode y un cable disparador y utilizar el modo BULB de la cámara para darle a la exposición el tiempo que sea preciso, entre 30 y 60 sg para evitar que las estrellas salgan movidas.

Normalmente el objetivo que se va a utilizar va a ser un gran angular puesto que en muchas ocasiones las auroras boreales ocupan el cielo de un extremo hasta el otro y además siempre queda más vistoso sacar una porción de tierra para situar la escena y si es posible que salga algún elemento que la dimensione, aunque en ocasiones tambien se pueda utilizar un zoom medio.

Este objetivo gran angular debe de poseer una abertura lo más grande posible, 2´8 normalmente para tratar de bajar la ISO todo lo que se pueda para evitar la aparición de ruido.

De todas las formas hay que tratar de buscar un equilibrio entre las posibilides que te ofrece la cámara en cuanto a ruido se refiere, la calidad del objetivo a diafragmas abiertos, sobre todo en las esquinas, (algunos son más que lamentables ) y la exigencia del sensor, los de formato completo son más exigentes.

También hay que tener en cuenta a la hora de elegir el diafragma la profundidad de campo, aunque normalmente en este tipo de fotografía, salvo excepciones, no va a ser muy necesaria puesto que se va a anfocar a infinito de forma manual, ya que el objeto de interés esta muy lejano.

Es imprescindible llevarse varias pilas de respuesto, puesto que debido a las bajas temperaturas estas se gastan muy rápidamente, asimismo tenerlas guardadas lo más en contacto con el cuerpo posible para que no se descarguen.

Y luego después de todo lo más importante es tener suerte, mucha suerte para que este bello fenómeno natural se produzca.

En nuestro caso solo se vieron auroras boreales 1 de los 9 dias que estuvimos en Noruega y sobre las 19:00 horas, cuando nos bajábamos del coche. Vamos que no me dio tiempo a preparar nada, solo sacar el meterial fotografico y salir corriendo para buscar los encuadres más propicios dentro de las posibilidades.

Ah y por último avisaros de que tengais cuidado que esto engancha….

Comments are closed.