Guía para realizar Panorámicas I

Editado el 29/06/2006 por admin

Como empezar sin perderse a las primeras de cambio. Todo lo que abajo figura no pretende ser un manual, ni siquiera un tutorial respecto a las fotos panorámicas y sus soluciones. Es una especie miniguía para quien se inicie en este tipo de fotos (adictivo sí resulta), y pueda resolver los problemas más comunes que a todo dios se nos presentaron las primeras veces. Lo que se quede en el tintero podrá aclararse entre todos en la correspondiente sección de Consultas Técnicas. Los errores que se hayan podido deslizar, no son más que fruto del que escribe y de su entender, en ocasiones ciertamente obtuso. Cualquier indicación al respecto será bienvenida y subsanada.

Dedicado a Jega y a Valdés que, cada vez que entro en Fotocentro, sólo saben ponerme encima de la mesa lo más pesado que encuentran en su almacén. ¡Vais jodidos amiguinos si pensáis que me vais a echar “patrás”!.


Para hacerse con un sistema que nos permita tomar nuestras panos perfectamente niveladas, o bien nos compramos una de tantas que abundan en el mercado (si vamos a usar este tipo de fotografía a menudo) o nos buscamos algo sencillo y fácil de encontrar en cualquier sitio (si solamente es ocasional este tipo de tomas). Algunos extraordinarios fotopanoramas han sido totalmente hechos a mano, pero su postproceso acarrea el empleo de muchas horas ante la pantalla si el tema a fotografiar es complejo, sobre todo en cuanto a distancias y se precisa de mucha experiencia para lograr composiciones de gran tamaño en condiciones perfectas para su impresión.

Lo dicho, algo realmente sencillo para empezar. Sólo necesitas un trozo de perfil, ciertamente rígido, de unos 15 cm de longitud por unos 5-6 cm de anchura. Como se muestra en la imagen 1 (este es comercial, es para ilustrar sólo la idea), una acanaladura debe de recorrerlo longitudinalmente hasta un par de centímetros de los extremos. ¿Cuál ha de ser la anchura de esta canal?, pues la necesaria para que pueda deslizarse por ella el cuello de un tornillo como el de la imagen 2, encargado de sujetar nuestra cámara a la pletina. Y ya está, para tomas en formato horizontal, con todo tipo de objetivos (desde grandes angulares hasta teles), ya no precisamos de más. Al final comentamos como regular el conjunto para que el iris (pupila de entrada, “punto nodal”, etc, como queramos llamarle) quede exactamente, o casi, encima del eje de giro del trípode.


Imagen 1


Imagen 2

Una simple pletina y un solo tornillo. Más barato imposible.

Observaciones.- En uno de los extremos de la acanaladura, y solidaria con esta, deberá efectuarse un roscado (imagen 3) (rosca de 3/8 para la mayoría de las sujeciones de los trípodes) para sujetar un extremo de la pletina a la cabeza de éste. El tornillo en cuestión, si no tenemos un amigo tornero, puede adquirirse comercialmente por un par de euros. Deberá su rosca ser del mismo paso que la base de nuestra cámara (normalmente de ¼). Conviene colocarle una arandela fina de teflón para que, una vez apretado, no tienda a deslizarse. El casquillo (imagen 4) que sale en la foto no es más que una reducción de 3/8 a ¼  por si fuera necesario en alguna combinación trípode-cámara.


Imagen 3


Imagen 4

Ahora solamente nos queda montar una lente gran angular (o la que queramos, pero estas son las más apropiadas para la toma de panos) y establecer la correcta alineación del conjunto.

Antes de entrar a este meollo, un par de “exquisiteces” posibles a añadir a tan espartana cabeza. Para evitar tener que alinear nuestra cámara cada vez que la montemos en la pletina, una pequeña inversión en una mordaza (imagen 5) de fijación rápida y en una cuña para el mencionado soporte. ¡Voilá!, poner y quitar rápidamente. Si ya poseías una rótula con un sistema de fijación semejante, solamente tendrías que añadirle otra mordaza (imagen 6) más en el otro extremo para evitarte roscar el soporte a la cabeza del trípode cada vez que lo uses. Además podrás usar su base numerada para establecer las posiciones de tiro de cada toma, su exacto solape y evitarte tiempo posteriormente. En el caso de las rótulas de bola, es preciso un nivel de burbuja para posicionar la horizontal y vertical de nuestra cámara correctamente. Esto ya se va complicando y perfeccionando.


Imagen 5


Imagen 6

Si lo que quieres es tomar tus panos con la cámara en posición “vertical”, no tendrás más remedio que añadirle a lo anterior otra pletina acanalada y doblada por su mitad a 90º. Esta sujetará la cámara y podrá deslizarse por la primera a fin de que el iris quede perfectamente centrado sobre el eje de giro. Antes de adquirir una comercial hice alguna chapuza al respecto, pero ya no poseo ni los restos para mostrarlos. Una "L" semejante a la imagen 7. En las imágenes de las comerciales o en los links, podréis ver mejor varias ideas sobre estas estas cuestiones.


Imagen 7


Foto del conjunto. Es bien sencillo, ¿no?.

Páginas: 1 2 3

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.