Hidrohide: La forma más caborian de hacer fotos húmedas.

Editado el 22/11/2010 por Felix

Y no os penséis nada raro. La fotografía de fauna salvaje muy cercana necesita de mucha dedicación, paciencia e imaginación para que nosotros podamos ver los fotones a los que nos tienen acostumbrados.

Y nuestro compañero Alejiga y sus compañeros nos obsequian con este tuto-reportaje de como confeccionar un hidrohide completamente operativo y relativamente fácil de fabricar. Otra cosa es la cantidad de horas y paciencia que se necesitan para sacarle provecho en los humedales. Absténganse reumáticos.

Hidrohide. Realizado por Alejandro Jiménez (Alejiga).

Empezamos la tarea comprando en un almacén de construcción poliespan de 4 cm., el cual lo cortamos en piezas de 30 cm. para los brazos y en piezas de 40 para la parte delantera donde vamos a colocar la cámara.

Una vez cortadas todas las piezas pegamos una con las otras con cola blanca diluida en agua para poder extenderla con facilidad, cortamos un tablero de 1 cm de grosor donde vamos a colocar la base para la rótula y los agujeros para poner la varillas. Todo ello lo encintamos y en nuestro caso, con cola blanca, le dimos una mano por todo el hidro, el cual nos va a impermeabilizar un poco del agua.

Una vez secada la cola, en una tabla de madera colocamos un tornillo rosca 1/4, con una contratuerca por debajo para que, cuando pongamos la rótula, esta sirva de apriete. La atornillamos a la base de madera a la distancia del largo de nuestro tele.

Taladramos la base de madera para poner las varillas, ¡ojo!  hay que poner un tope pues la presión que ejercen puede hacer que salgan por abajo. La tela la grapamos a la base.

Una vez bien grapada y colocado el tele en su correspondiente agujero, colocamos la red de camuflaje. En el interior pusimos un pequeño recipiente atornillado por el interior para que no se mueva y no le entre agua, preparado para tarjetas, multiplicadores, etc.

Y poco más os puedo contar, si os vais a adentrar en este mundo tened mucho cuidado por donde entráis pues no se sabe lo que podemos encontrar en el fondo (cristales, trozos de metal, etc.). El hidro es algo muy seguro pero, a la vez, muy cansado pues las largas caminatas hasta llegar a los animales (a veces de horas) dejan mucho sobre uno. Espero que os guste este resumen y, en lo que os pueda ayudar,  preguntad. Un saludo.

El amigo ASanabria y el menda lerenda.

Yo con más bultos que una culebra jarta almendras.

El mamazopa del JLRodriguez que le puse una diadema para que no se le fuesen los pelos a la cara.

El animal más grande que había por la marisma, el amigo Choquero.


El niño de la reunión, Fviruez (de conocimiento)

Y para terminar otra del hidro, un saludo y perdonar la chorrada de poner a los amigos, pero a uno le hace ilusión, al coño mamones, jejejejejejeje.

Comments are closed.