Nace la revista C Photo Magazine

Editado el 15/12/2005 por admin

C Photo Magazine: Dos números al año. Dos ediciones bilingües con distribución mundial.
Dos objetivos: Explorar los cambios y la evolución que experimenta el arte de la fotografía y redefinir las relaciones entre centro y periferia, entre oriente y occidente.

Esta es la apuesta que lanza C Photo Magazine, la nueva revista internacional de la editorial Ivory Press, dirigida por Elena Ochoa Foster.

C Photo Magazine aparece constatando que la presencia y vigencia de la fotografía es ya un hecho en el mundo del arte contemporáneo. Y lo hace desde una perspectiva global, dispuesta a reconsiderar el diálogo entre norte y sur, oriente y occidente. Las pautas artísticas de occidente relegan, con frecuencia, el resto de las propuestas al terreno de lo exótico. La revista pretende alejarse de esta tradicional visión un tanto paternalista y acercarse a la creación artística sin jerarquías de origen cultural, geográfico o temático.

Esta visión integral también se aborda desde una perspectiva histórica. C Photo Magazine surge con la intención de mostrar los cambios que se han producido y se están produciendo en el panorama fotográfico. La revista alienta y financia nuevos trabajos de artistas a través de su sección C Action. También dedica parte de sus contenidos a la producción fotográfica de los clásicos y presta atención a la actualidad con su sección Scope, que explora trabajos en curso, propuestas intemporales y creaciones que se escapan a los convencionalismos del mundo artístico.

C Photo Magazine tratará temas y abordará trabajos con una vigencia atemporal despegándose de la actualidad inmediata, constituyéndose en un valioso objeto de consulta sobre la creación fotográfica a través de los años.

La selección de contenidos se completa con la voz de los otros protagonistas de la fotografía. Comisarios, galeristas, coleccionistas, críticos, editores… desfilarán por las páginas de C Photo Magazine para aportar su visión y mostrar una selección de su catálogo de imágenes. Y es que la actividad y la interrelación de los artistas con estos agentes es parte esencial de la consolidación de una cultura artística y visual en la sociedad contemporánea.

El hecho de que la revista se edite en dos ediciones bilingües –inglés/chino y castellano/japonés- y su distribución mundial responde precisamente a una visión completamente ecléctica y su vocación netamente internacional.

Contenidos

La revista abre con la sección Intro, en la que explica sus contenidos sección por sección, deteniéndose en cada uno de los autores que participan en cada número.

Una de las secciones con la que C PHOTO MAGAZINE quiere marcar diferencias es C Action. Este apartado promueve una ayuda a la creación, financiando proyectos a fotógrafos. Cada número, al menos dos artistas recibirán el encargo de producir portafolios que se publicarán en exclusiva por la revista. Estas fotografías pasarán a formar parte de la colección de fotografía contemporánea de C PHOTO MAGAZINE, que podrá verse en publicaciones de Ivory Press y en otros canales.

El equipo de C PHOTO MAGAZINE, en colaboración con galeristas, comisarios y expertos en fotografía, elige a los artistas participantes en cada C Action, garantizando la independencia del proceso de selección y el alto nivel de los participantes. Este es, de hecho, el único requisito para participar de C Action, ya que la selección no tiene en cuenta cuestiones como edad, sexo, origen o temática de la obra.

C Action se inaugura con la obra de Eustaquio Neves y Mitra Trabizian, dos artistas con personalidades muy distintas, pero cuya trayectoria ha despertado interés en los foros internacionales de fotografía.

Eustaquio Neves (Jatuba, Minas. Brasil) estudió química y música, pero ha centrado su actividad profesional en la fotografía, en la que se inició de manera autodidacta. Aborda desde hace años las huellas de la identidad de su cultura afrobrasileña. Esta recuperación de la memoria colectiva e individual, como ejercicio de autoafirmación, tiene lugar en series como Os Arturos, Outros Navios o su penúltima producción, Máscara de Punição, que tiene como protagonista el retrato de su madre. En la serie que ha creado para C ACTION también se centra en los rostros de afrobrasileños, a los que añade objetos de clara intención simbólica que, periféricamente, ayudan a acceder y a completar el complejo mosaico que contiene la cultura del propio fotógrafo.

Mitra Tabrizian (Teherán, Irán), directora de cine y fotógrafa, propone para C PHOTO MAGAZINE Naked City, una serie de fotografías inspiradas en las películas de suspense. La colección se fija en ese momento anterior o posterior a un suceso violento, para captar las reacciones de víctimas, verdugos o testigos. En una sociedad saturada de violencia, donde el espectador ha quedado inmunizado, el crimen se enfrenta a la indiferencia.

Portfolio es otro de los apartados permanentes de la revista. Cada seis meses, C PHOTO MAGAZINE reúne la obra de fotógrafos consagrados o emergentes, experimentales o documentalistas. Presenta su trabajo más reciente, que acompaña con imágenes de producciones pasadas para ayudar al lector a contextualizar y comprender la propuesta artística de los fotógrafos que forman parte de este apartado.

Hoy predominan la puesta en escena, las manipulaciones digitales, los mosaicos o las aproximaciones a la instalación… opciones, todas ellas, que abundan en la desacralización de la fotografía como lenguaje autónomo y monolítico. Portfolio muestra propuestas que inciden en esos argumentos, pero también otras que resisten a la presión de las tendencias.

Wang Qingsong (provincia de Heliongjiang, China) pertenece a la nueva generación de artistas chinos criados en las grandes urbes de la costa Este de su país.
Se sirve de la iconografía heredada de Occidente para ilustrar el vertiginoso y contradictorio acceso de China a la modernidad. Su obra, sin embargo, contiene ámbitos duales, ya que menciona la persistente omnipresencia de la simbología comunista en el país.

Yasumasa Morimura (Osaka, Japón) comenzó a desarrollar su obra casi en paralelo al desembarque de la posmodernidad en la fotografía durante los años ochenta. El artista japonés utiliza los más célebres referentes de la pintura clásica europea para subrayar el gran vacío que existe en la historia del arte oficial respecto a las culturas no occidentales. Morimura se sirve de su propia imagen para introducirse en las obras de los clásicos, sustituyendo el rostro de los personajes por el suyo propio, un rostro oriental.

Marcos López (Santa Fe, Argentina) recreó La última cena de Leonardo Da Vinci para hablar de la crisis que vivió su país en los años noventa. La fotografía retrataba la reunión de un grupo de amigos en torno a un asado que, lejos de constituir ese ritual místico que desprende la obra de Leonardo, evidencia la precariedad de una sociedad que fracasó. Desde hace más de una década, López explora la identidad del conjunto de países que se extiende entre la frontera de México con EEUU y el cono sur del continente americano. Su serie Pop Latino es casi una proclama política que a menudo remeda el estilo de los muralistas de la Revolución mexicana, pero aquí la épica se torna parodia, y la amargura, el escepticismo y la autocrítica se filtran en escenografías camufladas tras un ácido sentido del humor.

Barron Claiborne (Boston, EE.UU.) es un fotógrafo afroamericano proveniente del mundo de la moda y la música. Sus imágenes se sumergen en los orígenes de la identidad de su cultura, simultaneando las tradiciones ancestrales de África con las de sus antepasados en el Sur de EEUU. Claiborne está inmerso desde hace años en un proyecto que tiene como protagonista a la mujer africana, del cual C PHOTO MAGAZINE publica algunos ejemplos contenidos en sus series Doubles, Saints y Venus Aure, todas ellas inspiradas en la iconografía de los primeros mártires cristianos que vivieron en Egipto, Namibia y Cartago.

Juan Manuel Castro Prieto (Madrid, España) se sitúa en la frontera de un territorio en el que la ilustración de los universos individuales y colectivos se apoya cada vez menos en la realidad, aunque el rastro documental siga siendo un elemento habitual. Sus imágenes eligen escenarios que recuerdan la tradicional vocación de exotismo de la fotografía del siglo XIX y comienzos del XX, pero incorporan elementos contemporáneos que se yuxtaponen en el paisaje o en los ámbitos de la vida cotidiana. Castro Prieto navega con su propia cartografía en ese tránsito que va desde la documentación de la realidad al útero de las fantasías. En esta aventura, las tecnologías de manipulación de la imagen demuestran ser excelentes compañeros de viaje.

Ellen Kooi (Leeuwarden, Holanda) recrea en imágenes narraciones sin continuidad, escenas oníricas de corte surreal. El formato panorámico y el absoluto control de la puesta en escena contribuyen a crear un efecto cinematográfico, deliberadamente ficticio. Kooi dirige y emplaza a sus actores en una coreografía que remite simultáneamente a la pintura y al teatro. Todo ello, con el paisaje holandés y la luz como elementos fundamentales para recrear atmósferas donde tienen lugar acontecimientos ambiguos e indescifrables.

Yamamoto Masao (Gamagory City, Japón) es un fotógrafo que pertenece a esa geografía ausente de los mapas rabiosamente actuales. La velocidad con que se revisan las modas y lo efímero de su influencia imposibilita a menudo la sintonía con frecuencias de onda más audibles. El portafolio del fotógrafo japonés que publica C PHOTO MAGAZINE ha sido íntegramente diseñado por él para este primer número, como un ejercicio de afirmación de voluntaria insularidad y discreta autarquía. Él mismo lo reconoce y pide al espectador que no trate entender, sino que observe y espere que, como en un haiku, los sentimientos florezcan.

Kahn + Selesnick (Nueva York, EE.UU./ Londres, Reino Unido) recorren el territorio de la ficción en su grado más literario y espectacular. Su serie The Apollo Prophecies Project es un despliegue de imaginación al servicio de una historia que podría estar inspirada en los relatos de Verne. Entre las innumerables referencias que conviven en este trabajo domina el recuerdo del espíritu romántico del siglo XIX y la fascinación por los inventos, un período de euforia y vértigo que evoca un sentimiento similar a la ebriedad creadora provocada ahora por las nuevas tecnologías. Mas allá de análisis sobre el uso de la ficción en la fotografía, la invitación a sumergirse en las aventuras de los anglosajones Kahn+Selesnick es, por encima de todo, una propuesta a favor de reconciliarse con las facetas mas lúdicas del arte.

La revista prosigue con una de sus secciones fijas, Scope. Mirar no es un acto inocente; y proponer una mirada lo es menos aún. Con este apartado, C PHOTO MAGAZINE propone catorce trabajos de diferentes autores a modo de escaparate internacional. Esta selección no atiende únicamente a la actualidad de las exposiciones y las publicaciones de libros. También tienen cabida obras que surgen en los márgenes del mercado, anticipos de series aún no finalizadas. Scope subraya el eclecticismo de los artistas y elude voluntariamente la coherencia temática para preservar su vocación ecléctica.

Res & Constanza Piaggio (Argentina), Han Lei (China), Cecilia Paredes (Perú), Chris Jordan (EE.UU.), Hobbypopmuseum (Alemania), Philippe Ramette (Francia), Hein Kuhn Oh (Corea del Sur), Micha Chelbin (Israel), Daido Moriyama (Japón), Mona Kuhn (Brasil), Calum Colvin (Reino Unido), Inez Van Lamsweerde & Vinoodh Matadin (Holanda) y Candida Höfer (Alemania) componen el primer escaparate de Scope.

El escultor japonés Isamu Noguchui es el otro de los protagonistas de la revista. C PHOTO MAGAZINE publica parte del archivo de fotografía que Noguchi realizó en los años inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Gracias a una beca, el escultor dio la vuelta al mundo con su cámara Leica. El resultado es una colección de fotografías que él consideraba su diario visual y que ha permanecido inédita hasta ahora.

Vintage recoge las confesiones de maestros de la fotografía, los trabajos que ayudaron a crear las reglas no escritas de esta forma de arte. Esta sección de recuperación y tributo a los grandes de la fotografía, presenta en su primera edición la obra de Dmitri Baltermants, el que fuera llamado El ojo de Rusia, cuyas fotografías constituyen una verdadera narración de la historia de la ex Unión Soviética, desde sus primeras imágenes como corresponsal en la Segunda Guerra Mundial, hasta la desintegración del sistema.

Guest lleva a las páginas de C PHOTO MAGAZINE a un invitado con la intención de sorprender al lector con trabajos singulares de artistas contemporáneos que usan la fotografía es su quehacer profesional. Es el caso del cineasta alemán Wim Wenders, primer visitante de la sección, quien ha realizado una colaboración especial para C PHOTO MAGAZINE con esta serie inédita, Tourist in Utah. Una reflexión visual no exenta de poesía donde el cineasta habla, con sus fotografías y su escritura, de la necesidad de consumir imágenes que tiene la sociedad contemporánea, de su relación con la ficción y la realidad, de los turistas, de los viajeros y del deseo de trascender el tiempo cada vez que se toma una fotografía.

El primer número de C PHOTO MAGAZINE recoge dos entrevistas: una con el director de la Galería Yossi Milo de Nueva York, y con Martin Z. Margulies, responsable de una de las mejores colecciones de fotografía contemporánea. Estos dos artículos se completan con una propuesta de fotografías seleccionadas por ambos.

La revista también incluye una tribuna del historiador de arte Martin Harrison, que analiza el status de la fotografía en el siglo XXI, y la crónica de Paul Wombell, comisario y escritor, quien repasa la actualidad de la fotografía y sus nombres emergentes. Además, el comisario de la Bienal de Sydney 2006, Charles Merewether, expone, en un artículo para la sección Personal, las diferencias entre la fotografía artística y la documental y sitúa el futuro del medio entre las prácticas locales e Internet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.