Ruedas de prensa, y un monopié

Editado el 07/08/2008 por Russell Price

  

   El centro de prensa se va animando. Empieza a haber ruedas de prensa de los deportistas españoles y tenemos que cubrirlas a petición del COE. Lo malo es que empieza a haber ruedas de prensa a partir de las 9 de la mañana y toca madrugar. Pero no somos los que más madrugamos…las chicas de la natación han venido esta mañana a las 9 y resulta que ya les había dado tiempo a ir a entrenar en “el cubo de agua” antes de venir.

   Ayer tarde les tocó a los/las tenistos/as. Se llenó aquello, y de qué manera. Hubo anécdota, que supimos que daría que hablar en los diarios de hoy. La frase completa fue : “mejor en español, ¿no?, que lo entiendan todos”.

    Antes, por la tarde, uno de los chicos del CPS me había escrito en un papel (en chino, para que lo entendiera el taxista) la dirección de un mercado de tiendas de fotografía para ir a por un monopié.  Aquello es de lo más curioso. Viene a ser como un mercado de los de toda la vida, pero en vez de fruterías, carnicerías y demás, hay tiendas de fotografía. ¡Unas 50 ó 60 tiendas de fotografía todas juntas!!!

   Buscábamos monopiés para Rafa Gómez y para mí. Nos pensábamos que íbamos a traernos un Gitzo de carbono por 40 boniatos y de eso nada, “amigo”!. Están casi como aquí, bueno, un poco más baratos. Un Gitzo de carbono sale a 180 como mínimo. Una G9 de Canon, que quería Rafa, por 360€ al cambio. Nos pateamos unas cuantas tiendas y entonces…¡¡¡hey!!! ¡Qué tenemos aquí? Voilá!

   Un monopié de aluminio marca “BRAVE”, ligero, pequeño y barato. ¿Que cómo de barato?

   Pues tan barato como 14 euros al cambio. Nos reímos al imaginar los 8 kilos del 400 y la marki puestos encima y el monopie plegándose lentamente…pero lo abrimos, es alto, apretamos para abajo con fuerza…y aguanta, parece sólido, y por ese precio… Total, que nos llevamos uno cada uno.

   Y al salir de allí, nos metimos por unas calles de las que no están en las guías de compras precisamente.

  Resultó ser un barrio de tiendas de muebles, pero encontramos lo que debe ser el equivalente a un bareto de los de toda vida de por aquí, y allí comimos. Nos miraban sorprendidos los adultos, así que imaginad los niños, flipando con nosotros. Comimos una bandeja de éstas de corchoespumaocomosellame, y podías elegir cuatro cosas : algo que seguro que era perro (hemos visto UN perro en todos estos días, y con correa…) y verduras de todo tipo, pollo, judías…y un bol de arroz. Luego unas cervezas, un Sprite para hacer unas claras y…¡leche, palillos?!!! ¿No tienen otra cosa?, decía Rafa blandiendo los palillos y poniendo cara de alucinao. La chinita que busca y saca cucharas. Pues mejor que palillos sí que es. Total, que comimos los tres por 2,2 euros. No, no lo he puesto mal. ¡A menos de 80 céntimos de euro cada uno!

De paseo. Rafa, con la MarkIII.

   Esta tarde, izado de bandera en la Villa Olímpica, y a las 7, sarao con la realeza en la Casa de España.

Sed buenos!

P.D. Anoche los chicos de Lexar nos regalaron una Compact Flash Professional de 4 GB y 300x. Ya no sé qué hacer con  ellas…

Comments are closed.