Nikon D7000. En la diana.

Editado el 15/10/2010 por Wiggin

De acuerdo que no soy imparcial, he sido siempre Nikonero y al menos un tiempo seguiré siéndolo. He de aclarar que no tengo ningún interés con ellos y de hecho mi particular balanza comercial es sumamente positiva para el fabricante nipón por el material que les he comprado hasta ahora. Además uso objetivos de otras -muchas- marcas y en más de una ocasión hemos hablado en esta página de lo mal que funciona su servicio técnico en España.

Pero en mi opinión esta vez han dado en la diana. Soy el feliz propietario de una Nikon D90, y creo que puedo encarnar bastante bien el prototipo de amateur avanzado, un segmento en el que las marcas se juegan mucho por la proporción que representa del volumen global de ventas. El uso que hago yo de una cámara -y sobre todo el resultado- no justifica la inversión en un modelo semiprofesional, lo que quiera que signifique esa expresión, pero sí que se lo que quiero y hay una serie de funciones que espero que tenga mi cámara. Sin hacer mucho ruido el mes pasado Nikon presentaba la nueva D7000, de la que hemos visto ya alguna prueba previa y tímidamente va apareciendo algún análisis de calidad de imagen a diferentes valores ISO.

Uno de mis libros de referencia de los más de 100 que hay en mi biblioteca de fotografía es ‘Nature Photography Field Guide’ de John Shaw, del que desafortunadamente no hay una edición en castellano. El señor Shaw siempre cita a su amigo Jack Dikinga:

Cameras and lenses are simply tools to place our unique vision on film.  Concentrate on equipment and you’ll take technically good photographs. Concentrate on seeing the light’s magic colors and your images will stir the soul.” (Las cámaras y las lentes son simplemente herramientas para plasmar nuestra visión única en una película. Concéntrate en el equipo y tomarás fotografías técnicamente buenas. Concéntrate en ver la magia de los colores de la luz y tus imágenes emocionarán el alma)

En su libro hay una sección muy interesante acerca de las posibilidades o funciones que debe tener un equipo fotográfico para ser útil. Naturalmente se trata del uso que hace él y cada fotógrafo tiene sus necesidades, pero las suyas se parecen a las mías. Esta es una pequeña lista. Algunas cosas son comunes en las actuales cámaras réflex electrónicas como el control total de exposición en pasos de 1/2 ó 1/3 de EV, modos de exposición manual, de prioridad a la apertura y a la velocidad, velocidades al menos de 30s hasta 1/2000s y fotómetro en el visor. Otras no lo son tanto (en rojo las novedades de la D7000 frente a la D90)

  • modos de medición matricial, central y puntual
  • previsualización de profundidad de campo
  • prebloqueo del espejo real, no trucos como el retardo de la D90, y cable disparador. accesible en el cuerpo y no oculto en un menú
  • montura compatible con virtualmente cualquier óptica Nikon
  • visor pentaprisma con cobertura del 100%, ajuste de dioptrías y pantallas de enfoque intercambiables
  • un avanzado autofoco de 39 puntos con modos de seguimiento por colores y en 3D

A la lista clásica del señor Shaw hay que añadir otras características como los archivos RAW de 14 bits para unas transiciones de tonos más suaves, indicación del ISO en el visor, doble ranura para tarjetas SD o un cuerpo de magnesio sellado frente a los elementos y el polvo.

Y naturalmente está el modo LiveView y el video 1080p con autofoco y entrada para micrófono externo. La cámara en papeles se defiende muy bien, pero esa es otra historia en la que creo que el señor Shaw y yo no estamos demasiado interesados. Tampoco en el incremento de resolución de 12 a 16 megapíxeles.

Todo ello es esperable en una cámara profesional, pero encontrarlo en un cuerpo de poco más de 600 gramos y un precio sobre 1000 euros es sin duda una buena noticia. No podemos olvidarnos que ese era el precio de la primera Coolpix de 0,3 mpix o de una de las primeras compactas avanzadas, la Sony F707.

Amateur avanzado, profesional buscando un segundo cuerpo DX o cualquier persona buscando un cuerpo competente pero muy ligero para viajar, la D7000 tiene grandes posibilidades de acabar siendo un éxito de ventas. Además de acabar en mi bolsa, por supuesto, todo lo escrito aquí es una opinión personal y no un sesudo análisis, no lo olvidéis.

Por Félix Sánchez-Tembleque (wiggin)

Comments are closed.