Prueba: Sony Alpha 100

Editado el 27/08/2006 por David BM

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES.
Modos de disparo.

La cámara de Sony presenta los modos habituales de una réflex digital, sin incorporar grandes novedades. Por un lado tenemos los modos creativos: P (programa automático), A (prioridad a la apertura), S (prioridad al tiempo de exposición) y M (Manual) y por otro tenemos los modos predefinidos para determinados tipos de escena: Retrato, Paisaje, Macro, Acción deportiva, Puesta de Sol, Toma Nocturna y Retrato Nocturno. Además, existe un modo total y realmente automático, denominado AUTO (en el modo P puede modificarse la apertura y velocidad de obturación). Como ya es costumbre, no vamos a describir punto por punto en qué consiste cada uno de estos modos, ya que los creativos son los que se encuentran en cualquier réflex digital del mercado y los predefinidos prácticamente también, no existe ninguno especialmente novedoso en el que merezca la pena extenderse.

Cálculo de la exposición.
Existen tres posibilidades:
* Medición multisegmento: basada en la división de la toma en 40 segmentos dispuestos en forma de panal de abeja cuya distribución genera 39 áreas y una circundante, midiéndose la luz en todas ellas para calcular posteriormente la exposición ideal. Es el modo recomendado en general para todo tipo de tomas y funciona en sincronía con el enfoque automático del aparato.

* Medición ponderada al centro: se mide la luminosidad en todos los puntos de nuestra toma, pero se da preponderancia al valor leído en la zona central de la misma. Es un modo indicado para hacer retratos, por ejemplo.
* Medición puntual: sólo se mide la luz dentro del círculo de medición puntual presente al mirar a través del visor de la máquina (que, después de todo, es bastante grande). Es el modo de medición que debemos utilizar cuando queremos exponer para un área determinada de nuestra fotografía, independientemente del resto de la escena (si no está en el centro deberemos medir, bloquear la exposición y reencuadrar).

Hemos trabajado con la Alpha 100 de forma intensiva durante dos días y en nuestras pruebas la medición multisegmento no se ha comportado particularmente bien. A la cámara le sucede algo parecido a lo que padecen las Canon: si no eixsten suficientes elementos luminosos en la escena para utilizar como referencia o todo el entorno tiene una iluminación monótona, subexpone una barbaridad la toma (más de un punto de diafragma). En otras ocasiones, ante la presencia de zonas luminosas de pequeña superficie parece que la exposición se ajusta para ellas, quedando el 99% de la fotografía totalmente subexpuesto. Más adelante veremos algunos ejemplos, pero la conclusión general es que la Alpha 100 trabaja de una forma un tanto errática y es arriesgado fiarse de su medición multisegmento, así que las compensaciones de exposición son harto frecuentes al tomar fotografías.

Enfoque automático.
Como vimos, la Sony posee 9 puntos de enfoque en disposición central. A la hora de trabajar podemos permitir que la máquina seleccione el que ella considere más apropiado (área AF amplia), restringir el enfoque al punto central (área AF puntual) o bien seleccionar manualmente el que nos interese para tomar determinada fotografía. Es decir, nada que no esté presente en el resto de cámaras de su categoría.

En cuanto a los modos de enfoque automático, hay cuatro, seleccionables libremente según nuestro cometido:

* AF-S (AF de toma sencilla): es el clásico modo en el que cuando se presiona el disparador hasta la mitad la cámara enfoca el motivo de interés y luego el enfoque se bloquea, de forma que cuando terminamos de presionar el disparador se toma la fotografía.
* DMF (Enfoque manual directo): es un modo especial. Al presionar el disparador hasta la mitad la cámara enfoca y bloquea el foco en un punto dado, pero posteriormente podemos realizar ajustes finos manuales partiendo del enfoque decidido por la cámara. El sistema DMF es útil en la fotografía macro y también si queremos ahorrarnos reencuadrar constantemente nuestras tomas. Las Olympus también disponen de este modo.
*AF-C (AF continuo): se utiliza para perseguir objetos en movimiento. Cuando se pulsa el disparador hasta la mitad, la cámara comienza el seguimiento del objeto que nos interese a medida que se acerca o se aleja de nosotros para mantenerlo constantemente enfocado. Si se permite a la Alpha 100 que utilice todos los puntos de enfoque simultáneamente (área AF amplia) ella sola elegirá el más adecuado para mantener a foco nuestro centro de atención.
* AF-A (AF automático): este modo permite a la máquina conmutar de forma automática entre el AF-S y el AF-C. Si el motivo de nuestra fotografía está quieto, la cámara se comportará igual que si trabajara en AF-S, pero si comienza a moverse conmutará a AF-C y comenzará el seguimiento del mismo. Es un modo apropiado para retratos o imágenes de grupo, donde puede haber pequeños movimientos en los objetos que vamos a fotografiar.
No hemos tenido ningún problema con el autofoco de la Alpha 100. La cámara trabaja bien y rápido, incluso en condiciones de muy baja luminosidad y con el objetivo del kit. Analizadas las fotografías que obtuvimos todas ellas poseían un foco excelente y, además, la máquina tampoco tuvo dificultades para realizar seguimientos a bastantes vehículos de todas las tonalidades que se movían a velocidades de entre 40 y 60 kilómetros por hora. No es un aparato profesional, es posible que si vamos a realizar fotos de rallye y tenemos los coches muy cerca no sea capaz de mantenerlos a foco, pero se comporta, en líneas generales, muy bien. El principal incoveniente con el que nos topamos, y que ya fue señalado antes, radica en lo difícil que puede llegar a ser ver qué punto de enfoque está usando el aparato en un momento dado, ya que al estar representados por líneas delgadas su iluminación a veces pasa muy desapercibida.

Balance de blancos.
No hay demasiadas novedades en este apartado, la cámara cuenta con las siguientes opciones:
* AWB (Balance de blancos automático): la máquina elige el balance de blancos automáticamente en función de la luz que llegue a la escena que estamos fotografiando.
* Balance de blancos predeterminado: nos encontraremos con las opciones más habituales, es decir, ajustes predefinidos para luz de tungsteno, lugares sombreados de días claros, días nublados, lur diurna de día despejado, luz fluorescente y flash.
* Temperatura de color (Kº): para seleccionar un balance de blancos basado en la temperatura de color que nosotros definamos manualmente en la máquina (entre 2500 y 9900K). El incremento mínimo es de 100K.
* Balance de blancos personalizado: en este caso deberemos fotografiar un objeto blanco que utilizará el aparato como referencia para realizar el ajuste. Posteriormente el valor del parámetro se memorizará y podrá invocarse incluso tras apagar la Sony.
No tenemos queja del comportamiento de la máquina en este apartado. Cuando hay mezcla de luces la Alpha se despista un poco, pero es algo que sucede siempre con todos los modelos de cámara. Por lo demás, los ajustes automáticos que realiza son bastante buenos y las fotos, según salen, suelen presentar muy buen color. Evidentemente, si disparamos en RAW la trascendencia del balance de blancos es pequeña aunque debemos recordar llevar siempre una tarjeta gris o blanca para hacerles una foto y usar luego estas imágenes a modo de referencia cuando ajustemos el balance en nuestra aplicación de proceso de RAWs favorita.

Flash incorporado.
Los modos que presenta son los esperables en una máquina de estas características, pero debemos recordar que como el flash se eleva manualmente la cámara no lo empleará de forma automática en los modos creativos si nosotros no lo alzamos. Asumiendo que está levantado y operativo, los modos de flash son los siguientes:
* AUTO: la cámara disparará automáticamente si está a oscuro o a contraluz. No es válido para los modos de disparo A, S o M.
* Flash de relleno: disparará siempre que el flash esté levantado. Usaremos este modo cuando queramos compensar las luces de determinadas partes de nuestra toma (por ejemplo, un contraluz si estamos trabajando en el modo de disparo A).
* REAR (sincronización a la segunda cortinilla): la cámara primero captura la luz ambiental y luego dispara el flash. Permite realizar efectos creativos con objetos en movimiento y brinda escena más naturales cuando hay otras fuentes de luz en la toma.
*WL (sin cable): es un modo que permite utilizar el pequeño flash de la cámara como señal de disparo para un flash secundario, que es el que iluminará, a fin de cuentas, la escena. A día de hoy sólo puede emplearse con los flashes Sony HVL-F56AM y Sony HVL-F36AM.
Evidentemente, es posible compensar la luz del flash desde -2,0 puntos hasta +2,0 puntos en incrementos de 1/3 de punto, y también se dispone de la útil y conocida opción de reducción de ojos rojos.

Optimización del rango dinámico.
La Alpa 100 presenta, como novedad exclusiva, el sistema D-R para la optimización del rango dinámico en la propia cámara. Dentro del menú D-R podremos elegir entre desactivarlo, utilizar el modo D-R estándar (donde simplemente se ajusta el brillo y contraste de toda la escena) o el modo D-R avanzado (donde se modifica el brillo, el contraste y los colores). Es un sistema que sobre el papel se presenta tremendamente útil para situaciones en las que haya una gran diferencia de luminosidad entre los diferentes elementos de nuestra toma, pero posee una serie de limitaciones importantes que restringen en gran medida su uso. El inconveniente más importante comprende que no puede utilizarse disparando en RAW ni en RAW+JPG, por lo que muchos usuarios de esta web (y yo mismo) no podrían beneficiarse en ningún caso de sus supuestas bondades. Además de esto, sólo puede utilizarse si se emplea la caótica medición multisegmento y si no seleccionamos el modo de disparo Manual. A pesar de todas estas carencias, analizaremos posteriormente como se comporta, de cara a todos aquellos que tiren exclusivamente en JPG.
Selección del modo de color DEC.
También pensando en los que tiran en JPG, la cámara presenta un completo set de opciones para configurar el contraste, saturación y nitidez de las fotografías. Por si fuera poco, podremos seleccionar también combinaciones predefinidas, como Retrato, Paisaje, Puesta de sol, Vista nocturna, Blanco y negro… en cuanto al contraste, saturación y nitidez, pueden variarse de -2,0 a +2,0 puntos en incrementos de un punto.

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.