Pruebas de un usuario de andar por casa: Photoshop Elements 7.0

Editado el 08/09/2010 por Felix

Desde hace mucho tiempo que este usuario ha “trasteado” con diferentes programas de retoque fotográfico.

Por lo general con programas de Adobe. En su momento Photoshop en sus diferentes versiones. Luego, con la salida al mercado del Lightroom, he diversifivado. Un 90% con Lightroom y el 10% con el Photoshop CS3 para trabajos más complejos con capas.

Pero he tenido la oportunidad de manejar el Photoshop Elements 7.0 (aunque ya van por la 8.0) porque me venía adjunto a la Wacom Bamboo.

Y si siempre he usado el Photoshop o el Lightroom, ¿porqué me dedico a probar el Photoshop Elements?

En primer lugar porque soy un forofo de probar cosas (¿habéis leido alguna vez el libro de instrucciones de un aparato?… ¡pues yo sí! :-D

Empezamos…

INSTALACIÓN.- Pues, como todos los productos de Adobe, sin mayor problema. Esta vez la descarga la hice desde el servidor de Wacom (como producto incluido con la Bamboo).

APARIENCIA.- La verdad es que me ha resultado agradable ver la pantalla de bienvenida… ¡las tres primeras veces!.Una pantalla de bienvenida que la cuarta vez sobra, por lo que hay que ir a la carpeta de instalación y hacer manualmente el acceso directo al Organizador .

Una vez dentro, la pantalla me resulta agradable al ver todas las posibilidades de este programa (que son varios). Sigue la misma política que Lightroom: colocar en la página principal las pestañas necesarias para entrar a los diferentes modulos. A saber: Organizar, Editar, Crear y Compartir.

Todas ellas conforman el entorno perfecto para el trabajo fotográfico. Desde organizar las fotos en álbumes simples hasta la creación de álbumes inteligentes donde el usuario puede definir multitud de parámetros interconectados para hacer más fácil la búsqueda rápida de la foto que necesitamos.

Dentro del apartado de edición encontraremos un entorno muy parecido al hermano mayor de este programa: el Photoshop de toda la vida. Aunque le han dado una estética más visual.

Bastante completo para la edición media-alta aunque, no nos engañemos, sin tener las potencialidades de cualquier versión del Photoshop CS.

Tiene un apartado de corrección automática (niveles, color, contraste, etc.), donde el programa lo hará por nosotros. Este sería el techo que tienen otros programas de retoque que existen en el mercado. El Elements no se queda ahí y nos ofrece la posibilidad de hacerlo también de forma básica, optar por una edición guiada paso a paso o, incluso, una edición completa que cumple las espectativas de muchos usuarios.

En el apartado Crear el usuario puede realizar diversos trabajos sin tener que salir a otro(s) programa(s). Las tareas son muy heterogéneas: Libro de fotografías,collage, proyección de diapositivas y algunas otras secundarias como podrían ser las de crear carátulas o etiquetas de CD/DVD.

Y, por último, la opción Compartir nos da la oportunidad de hacer que nuestros contenidos puedan ser enviados en forma de mensaje, álbum en linea o medio físico (CD/DVD).

¡AL TAJO!

Y como no hay mejor forma de probar el programa que procesar una foto…, me pongo manos a la obra.

Y como, desde hace tiempo, no contemplo otra cosa que partir siempre de un archivo RAW para conseguir una foto terminada. ¿Podrá hacerlo?

¡Pues sí! Se abre el Camera RAW, cambio los parámetros que creo pertinentes y abro la imagen en el Elements.

Una vez en él, el “escenario” es parecido al de cualquier CS, por lo que trabajar con él no se hace extraño.

Empiezo a buscar cosas…

Capas.- Tiene lo estrictamente justo para poder trabajar con ellas. Busco también si puedo trabajar con capas de ajuste y también lo hace,  aunque con bastantes menos posibilidades que su hermano mayor.

Y busco una herramienta que uso mucho para fabricar trazados: la pluma. Pero no la encuentro. Esta es una de las ausencias que más echo en falta y que hace que tenga que utilizar las herramientas de selección clásicas.

Sigo buscando “ausencias” y las encuentro, sobre todo, en la pestaña del menú Imagen. Mientras que en el CS existen hasta 21 comandos con los que trabajar la imagen (los cuales son de uso cotidiano), en el Elements tan solo tenemos los comandos de rotación, transformar y recortar, además del extractor mágico.

Lo que Adobe ha potenciado en este programa es el procesado automático o semiautomático. Cosa que no me parece negativo ya que hay ocasiones que necesitamos un procesado rápido, o bien va dirigido a un usuario que puede entrar en este programa como etapa intermedia e introducción  al Photoshop CS.

Tanto si es automático, semiautomático o manual, el trabajo dentro del programa es fluido y rápido, sin complicaciones.

Una vez conseguida las fotos, las demás opciones funcionan perfectamente aunque en el tema de envio de archivos por correo electrónico, se hace difícil si no se está acostumbrado al manejo de este tipo de envios.

CONCLUSIÓN.-

Lejos de criticar este tipo de programas, creo que son el futuro a la hora de centralizar todo el flujo de trabajo sin tener que “peregrinar” de programa en programa.

Ya lo apuntó Adobe cuando sacó el Lightroom y creo que esta debe de ser la dirección de este tipo de programas.

Y creo que deberíamos de romper esquemas del tipo “Ande o no ande, caballo grande”

Y muchos lo hemos hecho. Comprar un programa caro, con muchísimas posibilidades pero que, bien por déficits de formación, bien porque el trabajo que vamos a hacer no necesite del potencial que nos ofrece, utilizamos un tanto por ciento muy pequeño de  sus posibilidades.

Personalmente veo que la utilización del Elements, como primer paso para adentrarnos en este vasto mundo del Photoshop, es muy positivo. Sobre todo porque, sabiendo utilizar los procesos semiautomáticos, el camino hacia el proceso manual se facilita mucho.

De hecho esto ha sido lo que me ha llevado a realizar esta prueba de andar por casa.

Y finalmente llegamos a lo que a todos nos preocupa (y más con esta crisis). ¿Cuanto tenemos que desembolsar para poder procesar nuestras fotos?

Y aquí tenemos el punto fuerte de Photoshop Elements si los comparamos con sus hermanos mayores.

 

Si el Photoshop CS 5 vale 849 € (si es actualización son 249 €), el Lightroom 3.0 293 € (su actualización 94.90), el Elements 8.0 (o sea precios de la última versión de Elements) cuesta 97,94 € y si es actualización de una versión anterior, 82,28 €.

La diferencia es notable y es un elementos que debemos valorar mucho cuando decidamos qué comprar.

 

No voy a decir que un fotógrafo profesional, que necesita todo el abanico de posibilidades que le brinda el Photoshop CS, deba comprar el Elements ¡no!

Digo que existe un segmento amplio de usuarios ,que no necesita hacer un procesado tan elaborado, que podría funcionar perfectamente con Photoshop Elements sin tener que gastar una cantidad respetable de dinero.

 Esto es lo que piensa un usuario de andar por casa… ¡hasta la próxima!

 

Félix.

Comments are closed.