[Técnica fotográfica] Macrofotografía extrema con Jorge Fardels

Editado el 15/05/2012 por redaccion

Por Jorge Fardels

Muchos me han preguntado por mis acercamientos, la técnica que uso, cómo los hago. Pues mentiría si dijera que es sencillo; creo que lo principal para hacer macro es que te tiene que apasionar, pasar horas y horas en el campo (me encanta) observando a los bichos y su comportamiento. Vamos que tiene que gustarte, también tiene que ir acompañado del conocimiento y dominio de la técnica, los objetivos a usar, la luz y la composición, y también tiene un peso muy importante el procesado.

Yo todo esto lo fui adquiriendo a través de práctica y mas práctica, probando objetivos, tubos de extensión, angulares invertidos, flashes, reflectores, difusores… hasta cogerle el punto a todo ello, ya que cuando se va hacer acercamientos se pierde luz y la profundidad de campo es escasa y se tienen que hacer malabares para obtener la justa para el modelo.

Yo para mis acercamientos uso varias opciones ya sea tubos de extensión con un objetivo angular invertido delante o también con mi Leica 45mm 1:1 a pelo o con un angular invertido delante, esto depende del tamaño del bicho y la magnificaron que quieras lograr. Cuanta mas extensión mas magnificaron obtendrás; yo lo máximo que he hecho con fuelle y un angular invertido ha sido 7x-8x a los ojos de una araña saltarina con un solo disparo, casi misión imposible, luego para iluminar uso un flash speedlite 580 EX montado en un braket o brazo extensible para poder mover el flash a donde quiera, con difusores y reflectores, los difusores son caseros hechos en casa con papel de cocina o algo parecido, los reflectores son de papel de aluminio o similares, y así obtengo el volumen que deseo con los reflectores,

Todo esto suena fácil, lo difícil está en el hecho que te tienes que acercar al bicho a 3-4 centímetros y a veces más cerca para afotarlo y con toda la cacharrería. Además nunca uso trípode para mis acercamientos, sería mucho más bulto…

Ahí también entra la suerte, algunos bichos se van a la primera y algunos se quedan quietos por algunos segundos, la mejor manera de pillarlos quietos es a primera hora de la mañana, pero hay algunos bichos que no se dejan ver a primeras horas de la mañana. Todo es cuestión de saberlos buscar y saber sus costumbres, pero claro las fotos no salen al primer disparo, yo me suelo tirar hasta 300 fotos hasta que me salga la foto que quería, los acercamientos para mi son muy emocionantes porque te sueles encontrar con escenas y momentos maravillosos que valen la pena todo el trabajo que lleva para lograr hacer la foto en el momento justo.


También algunos me han preguntado sobre los colores, como se suele decir para gustos colores, a mi me suelen gustar los intensos pero claro también se tienen que saber manejar. Yo suelo trastear mucho en raw y también en PS hasta coger el punto.

Como también ya saben estoy incursionando en el apilado de fotos, siempre me llamo la atención ese “micromundo” de bichos de 1-2 mm que pasan desapercibidos y son imposibles de ver a simple vista, y gracias al apilado he visto “un nuevo mundo por descubrir” retratarlos y apreciar su belleza de estos pequeños gigantes.

Yo comencé apilando con un 24mm invertido montado en un fuelle, y claro después me gustó y buscaba mas calidad. Fue entonces cuando compre mi objetivo de microscopio Nikon 10x el cual alucine con la calidad de imagen y a la vez escasísima profundidad de campo que tenia, con el podía hacer desde 5x hasta 15x con buenos resultados, luego compre mi JML 21mm 3.5 para abarcar de 2x hasta 5x. Ambos objetivos son de lo mejorcito que hay en el mercado, se adaptan a cualquier cámara o fuelle con respectivos adaptadores, en este caso yo lo uso montado en un fuelle canon FL  con mi Lumix GH1. También uso un carril micrométrico Newport que me permite hacer hasta 20x, 3 linternas leds o flash con sus difusores correspondientes.

El modelo lo suelo poner dentro de un cilindro de papel o también en una pelota de ping pong. Aquí les muestro mi equipo de apilado.

Para mi una de las cosas mas difíciles del apilado es colocar, encuadrar y limpiar al modelo, sobre todo si son pequeñitos, de 2-3 milímetros. Por ejemplo para quitarle una pelusilla del ojo de una hormiga que apenas mide 2mm, yo lo limpio con agujas muy finas y lupas de gran aumento, entre limpiar y encuadrar a veces me tiro como 2 horas y otro tanto para probar las luces (flash o led) y los fondos.

Para apilar las imágenes uso el Zerene Stacker que por cierto también se tiene que saber usar con sus respectivos retoques ya que el software te deja imperfecciones.

Para mi es muy satisfactorio además de divertido esto del macro en sus diversas variedades, disfruto mucho macreando. Espero haber aclarado algunas dudas.

Saludos  a todos.

Comments are closed.